Circuncisión contra las enfermedades de transmisión sexual

MADRID, 26 (EUROPA PRESS) Investigadores de la Universidad de Washington en Estados Unidos publican esta semana un editorial en la revista 'New England Journal of Medicine' en el que promueven la circuncisión como método para combatir las enfermedades de transmisión sexual. El texto acompaña a un estudio de científicos de Uganda y de la Universidad Johns Hopkins, que muestra que la circuncisión masculina disminuye las tasas de transmisión del herpes y el virus del papiloma humano (VPH), el virus que causa el cáncer cervical y las verrugas genitales. Los expertos de la Universidad de Washington señalan que estos nuevos descubrimientos proporcionan evidencias convincentes sobre el efecto de la circuncisión en la disminución de las infecciones de transmisión sexual virales incurables. Según los autores del editorial, estos nuevos datos deberían promover una reevaluación del papel de la circuncisión masculina no sólo en la prevención del VIH sino también en la de otras infecciones transmitidas sexualmente. Según añade Matthew R. Golden, coautor del comentario, "sabemos que la circuncisión puede disminuir el riesgo de VIH masculino en un 60 por ciento. Ahora sabemos que la circuncisión masculina reduce el riesgo de un hombre de herpes en un 25 por ciento y del virus del papiloma humano en una tercera parte". La infección por herpes y por VPH es muy común y puede tener consecuencias muy graves y no son curables. Sólo en los Estados Unidos casi uno de cada cinco personas está infectada con el virus tipo 2 del herpes simple. Además, unas tres cuartas partes de los estadounidenses sexualmente activos pasará al menos por una infección de VPH y aproximadamente 4.500 mujeres mueren cada año de cáncer cervical. En muchos países con ingresos bajos y medios, estas infecciones son incluso más comunes y más graves. El cáncer cervical es la segunda causa más común de mortalidad por cáncer en las mujeres de todo el mundo. Los autores del editorial señalan que estos descubrimientos deberían impulsar que las organizaciones profesionales a través de su liderazgo compartieran con sus miembros y el público esta información sobre los beneficios de la circuncisión para prevenir los tres principales enfermedades de transmisión sexual virales, no sólo el VIH sino también el herpes y la infección por el VPH.