Cuatro empresas alcanzan acuerdos con el SAS para recoger sangre de cordón umbilical para uso autólogo y familiar

SEVILLA, 12 (EUROPA PRESS) Las empresas Crio-Cord, Vidacord, Stem Cell y Vidaplus han alcanzado ya --por separado-- distintos acuerdos con 17 hospitales del Servicio Andaluz de Salud (SAS), así como con cinco clínicas privadas asentadas en la comunidad, para recoger la sangre del cordón umbilical de aquellas familias que manifiesten expresamente su deseo de que las células madre contenidas en el cordón de su recién nacido se utilicen sólo y exclusivamente para uso autólogo y familiar. Según el listado de empresas autorizadas hasta el momento para recoger y transportar estas muestras a sus respectivos bancos de congelación, al que ha tenido acceso Europa Press, además de estas compañías existen otras siete que se encuentran actualmente en proceso de tramitación de las correspondientes acreditaciones que le permitan operar en la comunidad. En cuanto a los centros públicos que ya han establecido acuerdos con estas empresas, entre los mismos se encuentran los hospitales públicos Reina Sofía de Córdoba, Virgen del Rocío de Sevilla, Puerta del Mar de Cádiz, Virgen de las Nieves de Granada o Juan Ramón Jiménez de Huelva, entre otros. En el ámbito privado, se encuentran las clínicas Santa Isabel de Sevilla, del grupo Asisa; el Hospital Nisa de Castilleja de la Cuesta (Sevilla) y el Hospital USP Sangrado Corazón, también de la capital hispalense, entre otras. En estos casos, dichos centros han tenido que pedir una autorización al SAS para poder extraer la sangre del cordón umbilical, ya que esta tarea estaba reservada hasta el momento a los hospitales públicos. Pese a que los acuerdos finales para operar en esta actividad, tanto en los centros públicos como privados, se lleva a cabo mediante convenios mutuos entre cada compañía y el hospital u hospitales con el que desea trabajar, dichas empresas han debido de suscribir previamente un convenio marco con el SAS, en el cual se comprometen a no ofrecer publicidad engañosa, entre otros aspectos. Por su parte, la miembro de la Coordinación Autonómica de Trasplantes Natividad Cuende, que admitió que los primeros procesos de acreditación se ha llevado a cabo en los últimos tres meses, quiso dejar claro en declaraciones a Europa Press que la Administración autonómica "no fomentamos el que se quiera congelar el cordón para uso autólogo, pero tampoco queremos impedir que aquellas personas que así lo soliciten puedan tener acceso a esta posibilidad". De hecho, Cuende recordó que, hasta el momento, "no podemos decir que las células madre del cordón umbilical sirvan para curar enfermedades como la diabetes, el parkinson o el alzheimer", en referencia a que en los acuerdos que estas empresas han tenido que firmar con el SAS "se recoge la obligatoriedad de que no pueden dar información engañosa en este sentido" de cara a captar potenciales clientes. De igual modo, aclaró que estas compañías tienen que garantizar en todo momento la trazabilidad de las muestras, desde que se recogen en el centro hospitalario hasta que llegan a sus respectivos banco de congelación. Sobre este punto, recordó que la legislación española no permite que estas muestras permanezcan en instalaciones privadas asentadas en España "si sólo se quieren usar para beneficio propio de la familia que las congela". Por ello, en la inmensa mayoría de estos casos los familiares optan por congelar las muestras en los bancos que estas compañías disponen en otros países con legislaciones más permisibles en esta cuestión, como Holanda. Al hilo de ello, Cuende aclaró que en el convenio marco firmado con el SAS la administración "también comprueba si estas compañías tienen todos los permisos reglamentarios para congelar las muestras en los países de destino". "VALENTÍA" DE LA ADMINISTRACIÓN En este sentido, el director de Desarrollo de Negocio de Crio-Cord, Carlos Moreno, valoró la "valentía" mostrada por la Administración sanitaria andaluza, de la que reconoció, por otra parte, que sigue promocionando el valor de la donación pública como piedra angular de la equidad en el acceso a futuros tratamientos para todos. En declaraciones a Europa Press, Moreno concretó que el acuerdo de su empresa para congelar las células madre del cordón y destinarlas a un uso autólogo y familiar de sus clientes comenzó a materializarse el pasado 1 de noviembre de 2008, "fecha en la conseguimos la autorización del SAS". NO HACER PUBLICIDAD DENTRO DE LOS CENTROS PÚBLICOS Recordó que la recogida de muestras de cordón siempre son "para aquellos casos en los que, previamente, la familia haya manifestado su deseo de que las células del cordón de su hijo las quieren para uso propio" y aseguró el "compromiso" de Crio-Cord de "no hacer publicidad" de la empresa dentro de los centros sanitarios públicos. Admitió igualmente que en el convenio marco también se recoge la "obligatoriedad" de estas empresas dedicadas a la recogida y conservación de la sangre del cordón de "asegurar en todo momento la trazabilidad de las muestras, hasta que llegan a nuestra planta de Holanda". En cuanto a los centros públicos con los que Crio-Cord ya ha alcanzado un acuerdo, detalló a Europa Press las autorizaciones firmadas con los hospitales Reina Sofía de Córdoba, Virgen de las Nieves de Granada, Puerta del Mar de Cádiz, Comarcal de Antequera (Málaga), Linares (Jaén) y Juan Ramón Jiménez e Infanta Elena en Huelva. Además, señaló que se encuentran trabajando para alcanzar acuerdos del tipo "con los hospitales sevillano Virgen del Rocío, Valme y Macarena". REAL DECRETO Y SITUACIÓN EN CC.AA El director de Desarrollo de Negocio de esta compañía, que concretó que Crio-Cord ha alcanzado acuerdos similares al andaluz con las comunidades de Madrid y Navarra, aludió a la "dificultad" que la actual legislación española (Real Decreto 1301/2006) establece para las normas de calidad y seguridad para la donación, obtención, evaluación, procesamiento, preservación, almacenamiento y distribución de células y tejidos humanos cambie. "La legislación actual no permite que esta sangre se pueda almacenar en centros privados de España sólo para uso propio, ya que, en estos casos, el Estado tiene la potestad de recoger esta sangre --de sus clientes-- para un uso público y generalizado", admitió Moreno, quien pidió la implantación en España de un modelo "más flexible, como es el caso de Francia e Italia, países en los que se puede conservar la sangre en un centro privado y en los que el usuario tiene la última palabra a la hora de si quiere o no donar su sangre, en el caso de que se lo pidan", concluyó. Precisamente hoy, Crio-Cord ofreció en el Hospital NISA de Sevilla una conferencia sobre estos temas impartida por el doctor Luis Madero, jefe del Servicio de Oncohematología del Hospital del Niño Jesús de Madrid, catedrático de Pediatría de la Universidad Autónoma de Madrid y miembro del equipo científico de Crio-Cord.