Sólo cuatro de cada 10 españoles usan crema protectora para combatir al sol en verano, según expertos

Los dermatólogos recomiendan usar la técnica del 'patito feo' para detectar lunares diferentes al resto que puedan derivar en cáncer de piel MADRID, 30 (EUROPA PRESS) Cuatro de cada diez españoles usan crema protectora de forma habitual para combatir el sol en verano a pesar de su eficacia para prevenir de la aparición de melanomas y del cáncer de piel, según destacó el jefe de Servicio de Dermatología del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla y presidente de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), Julián Conejo-Mir, durante la presentación de la 'X Campaña Euromelanoma' que organiza esta entidad. Según este experto, esta cifra "no es suficiente" dado que las cremas protectoras, junto con el uso de una ropa adecuada y una exposición al sol moderada, son la principal herramienta para frenar la incidencia del cáncer de piel, "el más maligno y de los pocos tumores cuya incidencia sigue subiendo". "A pesar de que los protectores son el cosmético más vendido en España", aseguró Conejo-Mir, el alto precio de estos productos frena su uso y hace que los ciudadanos racionen más las cantidades de crema o la extiendan más, algo censurado por este experto porque "si te lo pones, te lo pones de verdad, no sólo un poquito". De hecho, destacó que los niños están "más concienciados" con el uso de los protectores solares y el 80 por ciento los utilizan diariamente cuando van a la playa o a la piscina. Más allá de la insistencia de los padres en aplicar estas cremas, Conejo-Mir aseguró que "muchos piden que se la echen". Actualmente, existen protectores para todo tipo de pieles aunque desde la AEDV se recomienda usar factores por encima del 20. Asimismo, el doctor Conejo-Mir insistió en "no extenderlos mucho porque pierden eficacia" y no utilizarlos de un año para otro cuando el recipiente ya está abierto. Otras medidas adicionales que también pueden resultar eficaces son el uso de sombreros en lugar de gorras --en Estados Unidos hay un porcentaje elevado de melanomas detectadas en la parte superior de las orejas, que queda descubierta por las gorras--, y la exposición limitada. De hecho "las abuelas, el típico pelma de la playa y los chiringuitos deberían recibir el premio a la protección solar por evitar que los ciudadanos están mucho tiempo en la playa", afirmó humorísticamente este experto. Sin embargo, a pesar de las numerosas campañas de concienciación que se vienen realizando en los últimos años, Conejo-Mir aseguró que los dermatólogos tienen "la guerra perdida" ya que los consejos dados no son suficientes y los actuales estándares de belleza y moda siguen favoreciendo la aparición de este cáncer. "Al menos, podemos asegurar que la población sabe que el sol es dañino", explicó. AUTOEXAMEN PARA LA DETECCIÓN PRECOZ Con motivo de la décima campaña 'Euromelanoma', la AEDV, en colaboración con los Laboratorios Dermatológicos Avene, insistirán en la importancia de la prevención, la protección y el autoexamen para un diagnóstico precoz del cáncer de piel. Para ello, recomiendan la autoexploración a través de la técnica del 'Patito Feo', que consiste en buscar entre los lunares aquellos que tienen una morfología diferente, ya que estos pueden ser "un melanoma todavía curable". De este modo, Conejo-Mir pidió también hacer hincapié en los lunares que cambien de tamaño, forma o de color, o que produzcan picores o dolores. Gracias a las ediciones anteriores de esta campaña, se han detectado miles de lesiones precancerosas y unos 400 melanomas en los más de 10.000 pacientes revisados. Como novedad para este año, los pacientes podrán acceder a través de la página web 'www.aedv.es/euromelanoma' a imágenes de melanomas o lunares sospechosos para que puedan compararlos con alguno propio que fuera sospechoso.