Dos dosis de la vacuna contra el virus del papiloma también protege de la aparición de verrugas genitales


MADRID|
Dos dosis de la vacuna contra el virus del papiloma también protege de la aparición de verrugas genitales

Dos dosis de la vacuna contra el virus del papiloma también protege de la aparición de verrugas genitales MADRID | EUROPA PRESS

Un estudio del Boston Medical Center (Estados Unidos) ha demostrado por primera vez que la administración de dos dosis de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) ofrece el mismo nivel de protección contra las verrugas genitales que el uso de tres dosis.

Así se desprende de un trabajo publicado en la revista 'Sexually Transmitted Diseases' que apoya las nuevas recomendaciones de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en sus siglas en inglés), que a partir de este año ha establecido que sólo deben administrarse dos dosis en los menores de 15 años.

El estudio analizó a casi 400.000 niñas de Estados Unidos para encontrar la tasa de verrugas genitales en función del número de dosis de vacuna recibidas, y constataron que la administración de dos o tres dosis fue igual de eficaz, al proporcionar una protección "significativamente alta" en comparación con quienes recibieron una única dosis o ninguna.

La vacuna se recomienda para prevenir las infecciones por VPH y sus enfermedades asociadas, como el cáncer de cérvix o las verrugas genitales.

"El CDC y la Organización Mundial de la Salud (OMS) han basado su nuevo programa de dos dosis sobre todo en resultados de inmunogenicidad, pero hubo muy poca investigación sobre la eficacia de esa recomendación", ha reconocido la obstetra Rebecca Perkins, principal autora del estudio.

Este estudio valida estas nuevas recomendaciones y, según esta experta, "permite avanzar con confianza con el programa de dos dosis para la prevención de las verrugas genitales".

De hecho, los investigadores ya han observado como la tasa de verrugas genitales ha disminuido de forma significativa entre 2007 y 2013, lo que se atribuye a la salida al mercado y una amplia distribución de esta vacuna en los últimos años.

La recopilación de datos a largo plazo será primordial para constatar este descenso, ha reconocido Perkins, que confía en que su estudio sea "un trampolín para futuras investigaciones sobre la efectividad del programa de dos dosis de la vacuna frente a otros síntomas de la enfermedad".