El área sanitaria de Talavera (Toledo) formará por primera vez a residentes de Ginecología y Farmacia Hospitalaria

TOLEDO, 30 (EUROPA PRESS)

El Hospital Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina (Toledo), dependiente del Gobierno de Castilla-La Mancha, ha celebrado esta semana el acto de bienvenida a los dieciséis nuevos Médicos Internos Residentes (MIR), que completarán su formación como especialistas en el área sanitaria de la localidad durante los próximos años. Así, este año formará por primera vez a residentes de Ginecología y Farmacia Hospitalaria.

El resto de especialidades se distribuyen en Medicina Familiar y Comunitaria, Traumatología, Medicina Interna, Medicina Intensiva, Cirugía General, Medicina Preventiva y Medicina del Trabajo. Este año se ha conseguido la acreditación para Psiquiatría y Neumología, especialidades que se ofertarán en la convocatoria del próximo año, informó la Junta en nota de prensa.

Durante el acto de bienvenida, el gerente de Atención Especializada, José Enrique Baeza, destacó el importante papel que desempeña la Unidad Docente en este Hospital, con nueve especialidades acreditadas para formar especialistas y en donde en la actualidad se forman un total de 46 médicos residentes. Baeza animó a los nuevos médicos en formación a que contribuyan con su esfuerzo al espíritu de mejora continua que mantienen todos los profesionales de esta área sanitaria.

Por su parte, el gerente de Atención Primaria, Fernando Gragera, agradeció a los nuevos residentes la elección de Talavera para completar su formación y les invitó a aprovechar al máximo este periodo formativo en un área con más de 160.000 tarjetas sanitarias.

El periodo formativo de los MIR oscila entre cuatro y cinco años, según las especialidades, tiempo durante el cual dispondrán de un contrato laboral, de tal forma que el trabajo constituye la base de su aprendizaje. Desarrollan funciones asistenciales y participan en todas las actividades clínicas y formativas del servicio al que están adscritos, siempre bajo la supervisión del tutor.

Los residentes estarán sometidos a una evaluación continuada durante el periodo que permanezcan en el Hospital, donde irán rotando por los diferentes servicios y unidades que tiene el centro sanitario. Además, deben superar una evaluación anual y una evaluación final al concluir su ciclo formativo. La tutela de este proceso está en manos de la comisión de docencia, entre cuyas funciones figura la de velar por el cumplimiento de los programas de formación.

Además de los gerentes de Atención Primaria y Especializada, en el acto participaron también la coordinadora de la Unidad de Docencia, Investigación y Formación, Sagrario Martínez, la responsable de Investigación del centro, Esther Sánchez y el responsable de docencia, Manuel Quintana.