El Colegio de Fisioterapeutas de la región recomienda a los costaleros tomar precauciones para evitar lesiones

ALBACETE, 3 (EUROPA PRESS)

Con la llegada de la Semana Santa y la celebración de un buen número de actos en el que cobran un gran protagonismo los costaleros que portan algunos de los pasos procesionales, el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Castilla-La Mancha recomienda a estos costaleros tratar de adoptar las posturas correctas para no sufrir lesiones en la espalda que podrían acarrear molestos problemas de salud.

Desde el Colegio que preside Natalio Martínez aconsejan trabajar con antelación la fuerza y la resistencia con el fin de evitar problemas articulares y musculares. Otro de los consejos que lanzan desde este Colegio Profesional para evitar lesiones en los costaleros es el de caminar mirando al frente durante todo el trayecto, evitando tensar el cuello y con la espalda recta.

También es importante no flexionar del todo las articulaciones del codo y la muñeca y mantener la musculatura abdominal contraída. Del mismo modo, destacan la importancia de utilizar medidas protectoras como fajas o vendajes funcionales para las zonas con mayor riesgo de sufrir lesión y realizar ejercicios de estiramiento antes de sacar el paso y durante los relevos, informó el Colegio en nota de prensa.

Se trata de una serie de consejos básicos que lanzan desde el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Castilla-La Mancha destinados principalmente a la prevención de dolores y posibles lesiones, la mayoría de las cuales son evitables y que pueden producirse, a menudo, por el desconocimiento del costalero y de la mayoría de los ciudadanos de su propio cuerpo, de su preparación física y de la ergonomía que en todo momento debe mantener ante esfuerzos físicos tan importantes.

Del mismo modo, desde el Colegio recuerdan a todos los costaleros que participen en esta Semana Santa y que llevan tiempo preparándola la importancia de practicar ejercicio a diario, para mantenerse en forma. También subrayan la necesidad de repartir bien el peso a la hora de procesionar cualquier imagen de nuestra Semana Santa, es decir, tratar de repartir el peso adecuadamente entre los costaleros que participen para evitar que el peso del paso caiga en mucha mayor medida sobre unos costaleros que sobre otros.