El Gobierno regional ofrece a la nueva ministra de Sanidad y Política Social máxima colaboración, lealtad y apoyo

TOLEDO, 13 (EUROPA PRESS)

El consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata, expresó hoy su máxima colaboración, lealtad y apoyo a la nueva ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, en su cometido.

A preguntas de los medios, Lamata recalcó que ha sido un acierto por parte del presidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero, integrar bienestar social con sanidad como hizo hace siete meses el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, en su última remodelación de Gobierno, informó la Junta en nota de prensa.

"Esta mirada integral de los servicios sociosanitarios es muy positiva para afrontar retos como el envejecimiento de la población y el aumento de personas con enfermedades crónicas de larga duración que requieren una buena coordinación de los servicios sociales y sanitarios para garantizar la continuidad asistencial", argumentó.

Para Lamata, los dos principales retos que deberá afrontar la nueva ministra es la consolidación y modernización del Sistema Nacional de Salud y acelerar el desarrollo gradual de la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia en España, teniendo en cuenta la situación de crisis financiera que se vive a escala mundial.

Asimismo, el consejero señaló que va a plantear a la ministra cuando se reúna con ella las necesidades de financiación que requiere la aplicación del sistema de dependencia, ya que la primera estimación de personas beneficiarias recogidas en el Libro Blanco de la Dependencia, que fue la base para preparar esta ley, ha sido superada con creces en los dos años de aplicación de esta norma.

RITMO RAZONABLE

Sin embargo, Lamata recalcó que el ritmo de aplicación de la ley es razonable en Castilla-La Mancha, teniendo en cuenta el desarrollo que han tenido otras normas de la misma envergadura en cuanto a derechos sociales como han sido las leyes de la sanidad, educación o seguridad social.

Por otro lado, el consejero señaló que la creación de este nuevo Ministerio permitirá también, en coordinación con las comunidades autónomas, acometer mejoras en la gestión de este nuevo derecho social, como la necesidad de actualizar los baremos para la concesión de las prestaciones recogidas en la ley; reforzar la coordinación de los servicios sociales y sanitarios; y definir con mayor precisión el uso de las distintas prestaciones, dando un mayor impulso a las ayudas a la prevención de la dependencia, que está en fase embrionaria.

Asimismo, Lamata calificó de "eficaz, trabajadora, leal y muy inteligente" a la nueva vicepresidenta y ministra de Economía, Elena Salgado, con la cual trabajó en su etapa como secretario general del Ministerio de Sanidad y Consumo, cuando ella era la titular de ese departamento.

Para el consejero, "su nombramiento ha sido un acierto, ya que su capacidad profesional y política le permitirá dar un gran impulso al área económica del Gobierno de España", añadió.

"En la época que trabajamos juntos en el Ministerio de Sanidad y Consumo fue muy intensa y fructífera, en el que se adoptaron importantes iniciativas como la mejora de la financiación sanitaria, un mayor control del gasto farmacéutico, el desarrollo de la ley de prevención del tabaquismo o el del sistema de alerta de prevención de grandes epidemias", ha señalado el consejero.