Expertos en microbiología clínica piden la creación de una especialidad de Enfermedades Infecciosas en el SNS

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

La Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), que agrupa a la gran mayoría de los microbiólogos clínicos y especialistas en enfermedades infecciosas españoles ha suscrito un manifiesto en el que piden la creación de la especialidad de Enfermedades Infecciosas dentro del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Según informó esta entidad en un comunicado, "la ausencia de regulación ocasiona una situación de desigualdad manifiesta que afecta directamente a los ciudadanos", ya que existe una enorme variabilidad --entre un cero y cien por cien-- de que los pacientes que presentan cualquier enfermedad infecciosa sean atendidos por un infectólogo.

De hecho, España es junto con Bélgica y Luxemburgo, el único país europeo en el que la infectología no está reconocida oficialmente como especialidad, de ahí que con la firma del 'Manifiesto Guadalupe' apuestan por el reconocimiento de la especialidad de enfermedades infecciosas para sensibilizar a las autoridades sanitarias sobre la necesidad de crear esta nueva especialidad y "garantizar la calidad y la equidad en la prestación de la atención sanitaria a los ciudadanos".

Actualmente, los infectólogos son médicos especialistas, la mayoría en Medicina Interna, que se han formado de manera no oficial en el manejo clínico de las enfermedades infecciosas y que realizan su labor profesional en Unidades o Servicios de Enfermedades Infecciosas desde hace ya casi tres décadas.

Gracias a ellos, los pacientes con enfermedades infecciosas tienen garantizada una asistencia sanitaria de alto nivel de cualificación científica y técnica así como el acceso a un adecuado tratamiento y a un diagnóstico precoz de la enfermedad en la mayoría de los centros españoles.

Sin embargo, es necesario que la Infectología se reconozca como especialidad troncal con Medicina Interna para garantizar la formación reglada por la vía MIR de los nuevos médicos especialistas en enfermedades infecciosas. Este es el único camino a seguir para asegurar el recambio generacional de los profesionales que, en la actualidad, todavía desarrollan sin reconocimiento legal esta importante tarea sanitaria.