Expertos señalan que la producción científica de los médicos de AP en España es baja y sin repercusión internacional

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

La producción científica de los profesionales que trabajan en Atención Primaria en España es "baja" respecto a otros ámbitos asistenciales, y su publicación se concentra "en revistas de ámbito nacional", según destacaron los expertos reunidos en la jornada 'Investigación para una Mejor Clínica, Gestión y Reforma: Atención Primaria en España', organizada por la Fundación de Ciencias de la Salud y el Instituto de Investigación en Atención Primaria (IDIAP).

En este encuentro, coordinado por el profesor de Salud Pública Juan Gérvas, de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid, los especialistas denunciaron que las carencias actuales de la investigación en la Atención Primaria de este país "tienen mucho que ver con la falta de recursos materiales y personales" y con que este país sea, con Italia, el único en Europa que no cuentan con departamentos universitarios de Medicina de Familia.

Para mejorar esta situación, piden a las administraciones "partidas presupuestarias específicas para fomentar la investigación en Atención Primaria", y a las sociedades científicas que se preocupen más por liderar proyectos de investigación que respondan "a problemas propios de este nivel asistencial", así como que hagan "más accesibles" los resultados de sus investigaciones.

Para la doctora Concepción Violán, gerente del IDIAP Jordi Gol, fomentar la investigación en el primer nivel asistencial pasa por crear organizaciones específicas y unidades de soporte para que los médicos de familia puedan combinar la tarea investigadora con la asistencial. "La creación de redes temáticas europeas y españolas --estas últimas a cargo de Instituto de Salud Carlos III-- constituye otra gran oportunidad", anotó.

Según la experta, a pesar del peso asistencial y docente de la AP en nuestro país, la producción científica de estos profesionales es baja y "básicamente se concentra en revistas de ámbito nacional" por varios motivos, entre los que destaca "la casi inexistente relación que hay entre el primer nivel y la universidad". "España e Italia son los únicos países europeos que no cuentan con departamentos universitarios de Medicina de Familia", criticó.