Extremadura.-Junta inicia la puesta en marcha de la tarjeta sanitaria electrónica con el proyecto piloto en 4 áreas de salud

La tarjeta almacena datos del historial clínico y grado de dependencia y se espera que cuando finalice 2009 se hayan emitido 300.000 MÉRIDA, 1 (EUROPA PRESS) La Consejería de Sanidad y Dependencia de la Junta de Extremadura iniciará en este mes de abril la puesta en circulación de la Tarjeta Electrónica Sanitaria y de la Dependencia a través de un proyecto piloto en las áreas sanitarias de Trujillo, Miajadas, Santa Amalia y Jerez de los Caballeros, donde se emitirán un total de 55.000 tarjetas. La nueva tarjeta cuenta con una banda magnética como la de las actuales y un chip que almacena los datos del titular de forma que, una vez conectada al terminal que se habilitará en los centros sanitarios, permitirá realizar cualquier transacción dentro y fuera de la comunidad autónoma, ya que será legible en todo el Sistema Nacional de Salud. A través de esta tarjeta se puede acceder a los datos del ciudadano y a su historial clínico digital, introducidos en el chip de forma segura, y dispensar la receta electrónica en las farmacias. Además, el chip permite introducir mayor cantidad de información no sólo sanitaria sino también sobre el grado y nivel de dependencia, si existe en cada caso, información a la que se accede a través de una clave. La tarjeta sanitaria electrónica fue presentada hoy en rueda de prensa en Mérida por la consejera de Sanidad y Dependencia, María Jesús Mejuto, quien estuvo acompañada por el director gerente del SES, Dámaso Villa, y el director general de Gestión del Conocimiento y Calidad Sanitaria, José María Vergeles. La fase de pilotaje de este medio tecnológico de identificación electrónica que comienza el presente mes de abril en cuatro áreas de salud de la región se prolongará durante 4 ó 5 meses, según indicó Mejuto, periodo que servirá para detectar si existe alguna anomalía en su funcionamiento y realizar los ajustes que fueran necesarios, para que después del verano la consejería empiece a emitir la tarjeta a todos los ciudadanos de Extremadura. Así, una vez finalizado el presente año 2009 se habrán emitido unas 300.000 tarjetas electrónicas, que son las que la consejería ha previsto que caducarán a finales de este año, explicó Mejuto. Posteriormente, a lo largo de 2010 se emitirán las nuevas tarjetas a medida que vayan caducando el resto de las actuales, con la previsión de que se emitan unas 300.000 por trimestre. La consejera destacó que el Gobierno autonómico ha realizado una "importante labor" en su apuesta por la innovación y las nuevas tecnologías como una "estrategia para mejorar los estándares de calidad" del servicio sanitario extremeño, a la que ahora se suma la dispensación de la tarjeta sanitaria electrónica. Así, señaló que Extremadura es "una de las pocas comunidades" que cuentan con este tipo de tarjeta. Por su parte, el director general de Gestión del Conocimiento y Calidad Sanitaria, José María Vergeles explicó que los centros sanitarios y oficinas de farmacia contarán con lector de tarjeta de forma que una vez introducida esta se podrá acceder a los datos de ciudadano. Así, se podrá acceder a los datos de su historia clínica e información sobre su grado de dependencia si la posee, los cuales estarán introducidos en el microprocesador incrustado en la tarjeta. TARJETAS PARA PROFESIONALES Igualmente, se emitirán tarjetas dirigidas a los profesionales sanitarios que combinarán la identificación profesional con un código de seguridad y la identificación de la tarjeta sanitaria, que permitirá que la información se trate de forma "segura" tanto en los centros sanitarios como en las oficinas de farmacia, señaló Vergeles. Además, Mejuto añadió que la tarjeta sanitaria electrónica permitirá realizar otros trámites electrónicos a través del futuro portal Salud 24 horas que, según anunció, se presentará "en breve". Por otro lado, la consejera insistió en la "seguridad" que el sistema proporciona al ciudadano también en el caso de que la tarjeta se extravíe ya que se habilitará una clave de acceso a la información privada del usuario. Con todo esto, destacó que la puesta en circulación de la tarjeta electrónica sanitaria y de la dependencia es un proyecto "muy importante" para Extremadura y aseguró que redundará en beneficio de los ciudadanos con la "tranquilidad" de que aportará "seguridad" y "calidad" en la prestación de los servicios sociosanitarios de la comunidad autónoma.