La Junta destaca la "enorme" confianza de la ciudadanía en el personal facultativo y de enfermería de la región

CUENCA, 28 (EUROPA PRESS) El consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata, destacó hoy en Cuenca la "enorme" confianza que tienen depositados los castellano-manchegos en la capacidad profesional del personal facultativo y de Enfermería que desarrollan su labor en el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha. Lamata, que asistió en la capital conquense a sendos actos organizados por los colegios de médicos y de enfermería, aprovechó su intervención en ambos eventos para señalar que de los resultados de la última encuesta de satisfacción elaborada por el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, se desprende que nueve de cada diez pacientes expresaron su confianza y seguridad en los profesionales, tanto médicos y enfermeras, que les atendieron, informó la Junta en nota de prensa. Tanto en su intervención en los actos organizados por el Colegio Oficial de Enfermería de Cuenca con motivo de la festividad de su Patrón, como durante la Asamblea General de la Organización Médica Colegial que ha tenido lugar en la capital conquense, el consejero agradeció el compromiso y la ilusión de los más de 25.000 profesionales que trabajan en el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha para ofrecer a la población castellano-manchega una atención sanitaria de calidad, moderna y cercana. Asimismo, Lamata recordó que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha hecho un enorme esfuerzo para ofrecer a los profesionales sanitarios y no sanitarios de la región las mejores condiciones posibles para que puedan desarrollar su labor en los centros asistenciales de la región. En ese sentido, el regional señaló que se ha duplicado el presupuesto de la Junta en materia sanitaria desde que se asumieron estas competencias en enero de 2002, lo que ha permitido mejorar de manera ostensible las infraestructuras y el equipamiento tecnológico para los centros asistenciales, incrementar la cartera de servicios y ampliar de manera notable la plantilla del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha. PROGRAMA RESIDENCIAL Antes de participar en los actos organizados por los colegios de médicos y enfermería en Cuenca, el consejero visitó la residencia para personas con enfermedad mental de la capital conquense, que empezó a funcionar hace año y medio y que hasta la fecha ha atendido a 44 personas. La residencia dispone de un equipo multidisciplinar compuesto por 29 profesionales que ofrece una cobertura sociosanitaria de calidad a estas personas aquejadas de trastornos mentales las 24 horas del día, los 365 días del año. El centro acoge a personas con enfermedad mental que tienen déficit en su autonomía personal y social y que no cuentan con apoyo familiar, social, o que debido a su grado de deterioro, conflictos familiares, circunstancias sociales, requieren los servicios de este dispositivo. Las residencias comunitarias forman parte del programa residencial que lleva a cabo la Fundación Sociosanitaria para la Integración Sociolaboral del Enfermo Mental (Fislem), dependiente del Gobierno de Castilla-La Mancha, para favorecer la permanencia y la participación activa en la vida social de persona con discapacidades derivadas del padecimiento de enfermedades mentales, a través de la cobertura de un conjunto de necesidades de la vida cotidiana como son el alojamiento y cuidados básicos. En Castilla-La Mancha, además de la residencia de Cuenca, están abiertas las de Camarena (Toledo), que gestiona la asociación Despertar, y Vitalparque, en Albacete, con la cual Fislem mantiene un concierto de 15 plazas. En la actualidad, el Gobierno de Castilla-La Mancha tiene en fase de construcción dos nuevas residencias, una en Talavera de la Reina y otra Albacete.