Lamata incide en la necesidad de avanzar en la protección de los afectados por el daño cerebral sobrevenido

En Castilla-La Mancha hay más de 2.000 tutelados TOLEDO, 26 (EUROPA PRESS) El consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata, incidió hoy en la necesidad de seguir avanzando mediante el diálogo y el entendimiento entre todas las partes que intervienen, en la protección de los afectados por el daño cerebral sobrevenido. Lamata, informó en nota de prensa la Junta inauguró hoy en Toledo este primer foro regional de debate, organizado por la Fundación de Daño Cerebral Sobrevenido, FUNDACE, sobre la necesidad de armonizar los derechos de protección y libertad de aquellas personas que están incapacitadas legalmente. Según Lamata en el caso de una materia tan sensible como es la tutela y la curatela de personas, principalmente menores en situación de desamparo y también adultos incapacitados por sentencia judicial, "hay que seguir avanzando mediante el diálogo y el entendimiento entre todas las partes que intervienen en el proceso, como son profesionales de la Judicatura y el Derecho, de las fundaciones de tutela y curatela de la región y de los organismos encargados de velar por el bienestar social de los ciudadanos". El concepto de tutela de autoridad que se introdujo en España en la reforma del Código Civil de 1983 y a la Comisión Regional de Tutela creada por el Gobierno autónomo en 1995 que desde entonces y hasta ahora ha actuado en la protección de los derechos y libertades de un total de 1.116 castellano-manchegos. Asimismo, explicó que en cerca de 600 casos la Comisión ha encargado la tutela de estas personas a alguna de las cinco fundaciones tutelares con las que se colabora en las región, una de las cuales FUNDACE atiende a personas con daño cerebral sobrevenido, principalmente debido a traumatismos craneoencefálicos por accidentes de tráfico en su mayoría, y accidentes cardiovasculares o ictus. En este sentido, el consejero agradeció la iniciativa de la Fundación de Daño Cerebral Sobrevenido por la convocatoria de este foro, en cuya organización ha participado el Gobierno regional a través de las Consejerías de Salud y Bienestar Social y la de Administraciones Públicas y Justicia, porque permite abrir a toda la sociedad el debate sobre este tema, escuchar a todas las partes y conocer los distintos puntos de vista, los problemas y las demandas existentes al respecto. Porque estamos hablando de libertad, pero también de la seguridad de las personas, adultas y menores, que tienen una incapacitación legal, resaltó Lamata, quien se mostró confiado en que las conclusiones de este encuentro servirán para que la protección de los derechos de estas personas esté si cabe mejor salvaguardada. En la inauguración de este primer foro regional de debate han participado además el presidente de FUNDACE, Miguel Pereyra y el Alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, junto al director general de Justicia, Miguel Marcos y los responsables de la ONCE, Sabina Lobato y el director de la Obra Social de CCM, Martín Molina, quienes resaltaron la oportunidad de esta sesión de debate y reflexión sobre una materia en la que hay que seguir trabajando para garantizar la igualdad de derechos de todos los ciudadanos. MÁS DE 2.000 TUTELADOS EN LA REGIÓN El I Foro de Tutela y Curatela de Castilla-La Mancha bajo el lema "Tutela: protección y libertad", abordará en tres bloques de debate los aspectos jurídicos, las valoraciones periciales y la gestión de los cargos tutelares, cuestiones que van a ser muy útiles para los agentes judiciales que intervienen en el proceso de incapacitación legal de las personas afectadas de daño cerebral sobrevenido y para las fundaciones que ejercen la tutela de estos pacientes. En Castilla-La Mancha desde la creación de la Comisión Regional de Tutela el número de altas de tutelas y curatelas autorizadas asciende a unas cien anuales por lo que hasta la fecha se han contabilizado 1.116 casos. De ellas 591 dependen de las cinco fundaciones tutelares con las que la Consejería de Salud y Bienestar Social tiene suscritos convenios de colaboración para la tutela y curatela de quienes lo necesitan. Cuatro de estas entidades trabajan en el ámbito regional y son: la Fundación de Daño cerebral sobrevenido, FUNDACE; la Fundación Tutelar de Castilla-La Mancha, FUTUCAM, que se encarga de personas con discapacidad intelectual; la Fundación MADRE, para personas con enfermedad mental y ha tutorizado a otros 17; y la Fundación MAYORES. La quinta fundación con la que colabora la Administración autonómica mediante convenio para estos casos es la Fundación FAMILIA, para personas con enfermedad mental de la provincia de Albacete que ha tutelado a 35 personas y ha ejercido de tutor de otros 2 ciudadanos. Asimismo, hay 15 menores de edad cuyo patrimonio es gestionado directamente por la Comisión Regional de Tutela, en tanto que se contabilizan 116 personas que están tuteladas por sus familiares.