LM destaca la necesidad de reforzar el consenso entre las CCAA y la Administración central

TOLEDO, 15 (EUROPA PRESS)

El consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata, aplaudió hoy el desarrollo actual de la Ley de de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia y destacó la necesidad de reforzar el consenso entre las comunidades autónomas y la Administración central para avanzar en la consolidación de este nuevo derecho social.

Lamata, que asistió en Madrid a la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema de Autonomía y Ayuda a la Dependencia, presidida por la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, recalcó que el ritmo de aplicación de la ley es razonable en Castilla-La Mancha, teniendo en cuenta el desarrollo que han tenido otras normas de la misma envergadura en cuanto a derechos sociales como han sido las leyes de la sanidad, educación o seguridad social.

Según el consejero, en el último año se han incorporado unas 15.000 personas beneficiarias de las distintas prestaciones que ofrece este nuevo derecho social, informó la Junta en nota de prensa.

En ese sentido, señaló que en Castilla-La Mancha se cumple con los cuatro pilares básicos del Estado del Bienestar: asistencia sanitaria garantizada, educación gratuita de calidad, sistema de pensiones con complemento para las pagas más bajas y la atención a la dependencia.

También, el responsable de las políticas sociales de la región indicó que es muy importante el consenso entre todas las comunidades autónomas y el Gobierno de España para la aplicación adecuada de la ley, "que vayan todas las administraciones, que colaboren y dejen al lado las diferencias ideológicas".

Asimismo, el consejero planteó otras iniciativas para acelerar el desarrollo de la Ley de Dependencia como mejorar la gestión de este nuevo derecho social; actualizar los baremos para la concesión de las prestaciones recogidas en la ley; reforzar la coordinación de los servicios sociales y sanitarios; y definir con mayor precisión el uso de las distintas prestaciones, dando un mayor impulso a las ayudas a la prevención de la dependencia.

En ese sentido, reseñó que en este Consejo Interterritorial se han creado diversos grupos de trabajo para agilizar y mejorar la aplicación de este nuevo derecho social, en el que participan expertos sociosanitarios de Castilla-La Mancha.

En el pleno de hoy se acordó la distribución entre las distintas comunidades autónomas de un fondo anual del Ministerio de Sanidad y Política Social destinado de carácter complementario para financiar el coste de los servicios de dependencia. Castilla-La Mancha recibirá este año 16,5 millones de euros, tres millones más que el ejercicio anterior.