LM

Gobierno regional preparará el capital físico, tecnológico y humano para afrontar la salida de la crisis económica

TORRIJOS (TOLEDO), 4 (EUROPA PRESS)

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, abogó hoy por la necesidad de que las distintas administraciones y partidos políticos dejen de lado sus diferencias y se pongan de acuerdo "para empujar en la misma dirección" en temas trascendentales para los ciudadanos de la región como es el Pacto por Castilla-La Mancha, el fomento del empleo, o la garantía de buenos sistemas sanitarios y educativos.

Así lo expresó hoy el presidente regional durante la inauguración del nuevo Centro de Especialidades, Diagnóstico y Tratamiento (CEDT) que comienza a funcionar en la localidad toledana de Torrijos, y en la que estuvieron presentes diferentes autoridades políticas, como su alcalde, Juan José Gómez-Hidalgo, quien agradeció a la Junta su esfuerzo para construir este "nuevo recurso", que proporcionará más calidad de vida, desde un punto de vista económico y de la salud, a los ciudadanos de la comarca, a los que pidió paciencia durante el periodo de adaptación de los nuevos profesionales que acudirán al municipio.

En este sentido, el presidente regional aseguró que los ciudadanos buscan responsables políticos que sean capaces de solucionar sus problemas y satisfacer sus necesidades. Por eso, apostó por una "unidad" en la que todos "seamos capaces de ponernos de acuerdo, sin poner palos en las ruedas, e ir en la misma dirección" a la hora de diseñar el interés general de los ciudadanos y las políticas que convienen para el futuro.

Por esta razón, con el Pacto por Castilla-La Mancha, subrayó Barreda, "empezaremos por atender a aquellos que más nos necesitan", porque "los últimos serán los primeros", resaltó, ya que "las prioridades del Gobierno de Castilla-La Mancha están claras, y las mantendremos a pesar de las dificultades".

Entre estas prioridades, el presidente castellano-manchego resaltó la necesidad de que la Comunidad Autónoma sea una de las mejores preparadas para afrontar el nuevo tiempo que llegará después de la crisis económica internacional, porque "cambiarán muchas cosas", entre ellas, el modelo productivo.

CAPITAL FÍSICO, TECNOLÓGICO Y HUMANO

En Castilla-La Mancha, dijo, "debemos preparar nuestro capital físico, tecnológico y, sobre todo, humano", a través de la formación y la cualificación de todos los ciudadanos. A pesar de que el presupuesto "es escaso para las necesidades que tenemos" en la región, la prioridad para el Gobierno regional es construir "uno de los mejores sistemas sanitarios públicos", aseguró.

En este punto, recordó, tal y como lo hiciese previamente en una breve intervención el gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), Juan Alfonso Ruiz Molina, que el servicio de salud regional ha sido reconocido como el mejor sistema de salud de España, y eso es "un orgullo para mí como presidente", porque simboliza "la compensación al esfuerzo colectivo de una sociedad.

En definitiva, aseguró que el sistema de salud de Castilla-La Mancha está "a la vanguardia y entre los mejores", ya que se desarrolla en unas condiciones que permiten a los profesionales hacer muy bien su trabajo, según explicó.

De este modo, el presidente regional apostó, frente a un modelo privado, por un sistema público de salud para todos los españoles, ya que, de lo contrario, "cada ciudadano debería pagar en un sistema sanitario privado una media de 500 euros para ser atendidos como lo están siendo ahora", sentenció.

CARACTERÍSTICAS DEL CENTRO

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha invertido 10,2 millones de euros en la construcción y equipamiento del nuevo Centro de Especialidades, Diagnóstico y Tratamiento de Torrijos. El proyecto ha consistido en la reforma del antiguo Centro de Salud, así como la construcción de un nuevo edificio en el que se ubican las consultas de los especialistas, que comenzarán a ponerse en marcha de manera progresiva a partir del próximo 11 de mayo.

El nuevo edificio, distribuido en cuatro plantas, se caracteriza por su funcionalidad, comodidad para pacientes, personal y familiares, máxima orientación y claridad para todos los usuarios e integración arquitectónica con el edificio existente del Centro de Salud.

Consta de cuatro plantas en total, que albergan, entre otros, el servicio de Radiodiagnóstico, consulta de Geriatría, de Rehabilitación, Gimnasio, consultas de Aparato Digestivo, Oftalmología, Otorrinolaringología, Endocrinología o Urología.

Por otra parte, tras la reforma y modernización realizada en el Centro de Salud, esta parte dispone ahora de siete consultas de Medicina General, dos de Pediatría, nueve de Enfermería, consulta de matrona y sala de preparación al parto, unidad de Salud Bucodental, un despacho para un trabajador social, una zona administrativa y de citaciones, además de almacenes y aseos, entre otros servicios.

La apertura de este centro ofrecerá sus servicios a los más de 58.600 ciudadanos que actualmente se reparten entre Torrijos, Fuensalida, La Puebla de Montalbán y Escalona, sin la necesidad de que éstos se desplacen hasta el Complejo Hospitalario de Toledo. El CEDT está equipado con la última tecnología, ya que cuenta con un TAC helicoidal multicorte, una sala de radiología digital soporte de techo y un ecógrafo doppler color, así como un quirófano dotado con todo el aparataje necesario para la realización de intervenciones de cirugía ambulatoria.

La plantilla del Área de Atención Especializada está integrada por más de medio centenar de profesionales, entre enfermeras, fisioterapeutas, técnicos de radiodiagnóstico, auxiliares de enfermería o administrativos. En el Área de Atención Primaria trabajarán 13 médicos, tres pediatras, 14 enfermeros, cuatro auxiliares administrativos, un celador, un trabajador social, un fisioterapeuta, un odontólogo, un higienista dental y un enfermero de odontología.