Los enfermeros piden que los médicos que han revelado datos de Romero dejen la profesión

  • Madrid, 29 oct (EFE).- El presidente del Consejo General de Enfermería, Máximo González Jurado, ha considerado hoy que los médicos que han atendido a Teresa Romero y que han revelado información de la auxiliar de enfermería deberían abandonar la profesión.

Los enfermeros del Carlos III son "repudiados" por familiares y compañeros

Los enfermeros del Carlos III son "repudiados" por familiares y compañeros

Los enfermeros del Carlos III son "repudiados" por familiares y compañeros

Los enfermeros del Carlos III son "repudiados" por familiares y compañeros

Los enfermeros del Carlos III son "repudiados" por familiares y compañeros

Los enfermeros del Carlos III son "repudiados" por familiares y compañeros

Madrid, 29 oct (EFE).- El presidente del Consejo General de Enfermería, Máximo González Jurado, ha considerado hoy que los médicos que han atendido a Teresa Romero y que han revelado información de la auxiliar de enfermería deberían abandonar la profesión.

En rueda de prensa para ofrecer las conclusiones de la Cumbre Mundial "Enfermería ante el ébola", González Jurado ha subrayado que la información que ofrece un paciente a un médico es reservada y no se puede hacer pública salvo en sede judicial.

González Jurado se ha referido a las declaraciones efectuadas ayer por una doctora del Carlos III, cuyo nombre no ha desvelado, en las que, según ha contado, dijo que Teresa Romero no puede desmentir que se tocó la cara con un guante porque está grabado.

"Lo importante es que ayer una médico del Carlos III vulneró los derechos de esta paciente", ha destacado González Jurado, quien ha considerado que esta profesional debería "dejar la profesión" porque "ha vulnerado lo más sagrado" que tiene un enfermo: su privacidad.

Además, se ha preguntado si la grabación que mencionó la doctora estaba autorizada por Teresa Romero o por un juez.

"La profesión se siente atacada, en primera línea de batalla, pero con cartuchos de fogueo y eso es muy duro", ha recalcado el presidente de los enfermeros.

González Jurado ha pedido "prudencia" a los colectivos profesionales que están defendido a la médico de familia que atendió a Romero en el centro de salud cuando ésta experimentó los primeros síntomas y que le recetó paracetamol.

Así, el Colegio de Médicos de Madrid aseguró ayer en un comunicado que Romero "falta a la verdad" cuando asegura que comunicó a esta doctora que había estado en contacto con el ébola.

"Cuesta entender que un médico reciba a una persona que ha estado en contacto con el ébola y no haga nada, pero también cuesta entender que un profesional sanitario no diga" que ha atendido a pacientes infectados, ha considerado.

A su juicio, "lo trascendente" es que nunca debió ocurrir el contagio, que pasó porque "no se cumplió la ley".

Y el "error" ahora, para González Jurado, es "echar a pelear a la médico y a la enfermera".