PSCyL advierte a Guisasola de que nadie tendría que esperar más de una semana para operarse por un proceso maligno

VALLADOLID, 15 (EUROPA PRESS)

La procuradora socialista Victorina Alonso advirtió hoy al consejero de Sanidad, Francisco Javier Álvarez Guisasola, de que nadie, ningún ciudadano de Castilla y León, tendría que esperar más de una semana para ser operado por un proceso maligno.

Asimismo, Alonso recordó al consejero de Sanidad que los cánceres se pueden curar si se diagnostican y tratan precozmente y no cuando hay que esperar cinco meses para la realización de una econografía y otros tantos para la pertinente operación. "Son datos que llevan nombres y apellidos", insistió la procuradora socialista quien, tras reconocer la falta de oncólogos, los especialistas en el tratamiento de los casos de cáncer, lamentó que los que quedan estén descontentos por sus "contratos precarios" y por su "sobrecarga de trabajo".

La procuradora socialista cuestionó también la falta de camas suficientes para los cuidados paliativos en los hospitales de Castilla y León y aseguró que tres provincias de la Región no cuentan con equipos de soporte domiciliario mientras que en otras cuatro no se han puesto en marcha la hospitalización a domicilio.

"Le extraña a usted señor consejero que con este panorama los pacientes y sus familias hayan tenido que salir a la calle a protestar por la falta de oncólogos o por los desplazamientos en una ambulancias indignas", se preguntó Victorina Alonso, que exigió explicaciones a Álvarez Guisasola por los motivos del incremento anual de la incidencia del cáncer en Castilla y León frente los descensos en el resto del país.

Por su parte, el consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León destacó los objetivos cumplidos y conseguidos en la ejecución de la Estrategia Regional contra el Cáncer -el 75 por ciento totalmente y el 25 por ciento restante de forma parcial-- y se refirió especialmente a la prevención primaria, con la puesta en marcha de actuaciones de educación para la salud de la población de modo que la región castellanoleonesa es "una de las cinco CC.AA con menor prevalencia de consumo de tabaco", informó.

Álvarez Guisasola destacó también la intensificación en prevención secundaria de las actuaciones en materia de cáncer de mama, cáncer de cuello uterino y cáncer colorectal, con programas de consejo genético pioneros en algunos casos, al mismo tiempo que mencionó el incremento del 41 por ciento de las plazas de especialistas de oncología desde las transferencias así como la instalación de cinco aceleradores lineales, con la previsión de instalar uno más.

Publicación de once oncoguías, creación del registro de poblaciones de cáncer y la red de bancos de tumores, "unas de las que mejor funcionan en nuestro país", fueron otros de los cumplimientos destacados por el consejero de Sanidad para quien abordar el cáncer como un problema de salud es una prioridad en Castilla y León que, según comentó, se ha puesto en marcha con el Plan de Cuidados Paliativos que se está elaborando en estos momentos para su puesta en marcha en esta Legislatura.