Sanidade se compromete a que ningún paciente espere más de seis meses para operarse a finales de 2009

Confía en reducir la demora media de 70 a 65 días para una intervención quirúrgica durante este año SANTIAGO DE COMPOSTELA, 9 (EUROPA PRESS) La conselleira de Sanidade, María José Rubio Vidal, se comprometió hoy a lograr que ningún paciente tenga que esperar más de seis meses para ser intervenido quirúrgicamente, como uno de los objetivos prioritarios del Servizo Galego de Saúde para 2009. En este sentido, la titular de este departamento autonómico anunció, tras la firma del Plan de Obxectivos Estratéxicos (POE) de 2009 junto con los 20 gerentes de Atención Primaria y especializada y los directores provinciales del Servizo Galego de Saúde, que confía en "reducir la demora media" de 70 días para una operación "a 65 días durante este año". Precisamente, explicó que esta medida "es realista y posible" ya que "actualmente" sólo cuatro hospitales cuentan con gente esperando más de seis meses, que en total suman "1.694 personas" y que "suponen una reducción de 6.604 respecto a 2005" (79,6%). Asimismo, destacó que en 2008 "el objetivo fue cerrar el año con 77 días de demora media" que "se consiguió reducir hasta los 70", mientras que a principios de legislatura "inicialmente alcanzaban los 137 días". Este compromiso de la Administración se enmarca entre las medidas previstas para "mejorar la accesibilidad a los servicios" dentro del Plan de Obxectivos Estratéxicos de 2009, además del acceso a consultas externas; agilizar el diagnóstico y tratamiento de cáncer; en patologías preferentes --menor de 30 días--; y facilitar el acercamiento a los dispositivos ambulatorios de salud mental a pacientes dados de alta en Unidades de Psiquiatría de Agudos. SIETE EJES ESTRATÉGICOS Rubio Vidal señaló que la firma del POE representa "un requisito necesario" y un "instrumento" para equipos directivos y gerencias "que debe ser compatible y complementario" con otros para "reforzarse continuamente". Asimismo, aclaró de la "importancia" de que se "trasladen" los siete ejes estratégicos que componen el plan "a los profesionales sanitarios a través de la organización", ya que "deben sentirse implicados y parte de ellos" para "conseguir llevarlos a cabo". Además de la mejora de accesibilidad a servicios, el POE recoge, en el ámbito de la asistencia sanitaria, potenciar la resolución y la cirugía ambulatoria; mejorar la agilidad y capacidad de resolución de la atención al paciente hospitalizado; o reducir estadías innecesarias. En calidad asistencial, incidirán en homogeneizar los criterios de diagnóstico quirúrgico y de tratamientos no quirúrgicos; la efectividad de atención primaria; la creación de planes de cuidados; mejorar la continuidad de atención de enfermería entre niveles asistenciales; y la capacidad de resolución a los pacientes crónicos. Para ello destacó la necesaria "coordinación y cooperación entre niveles asistenciales", mediante la cobertura y calidad de la atención integral en trastornos afectivos; procesos asistenciales compartidos; mejorar la atención en pacientes con enfermedades avanzadas y la atención ambulatoria en determinadas patologías. Otra de las prioridades para 2009 será la participación del personal, para lo que "se intentará mejorar su satisfacción en relación a su nivel e información"; mejora de la organización del centro; potenciar su participación en la evaluación de resultados; y disponer de un plan que incida en la comunicación interna. En lo que se refiere a sostenibilidad económica, Rubio Vidal recordó la "necesidad de hacer un esfuerzo importante en el equilibrio presupuestario" y se actuará a través de la adecuación de la prescripción farmacéutica; incrementar la recaudación económica con la facturación a terceros; y mejorar el gasto de farmacia por tarjeta sanitaria. Finalmente, recordó la importancia de "identificar" los puntos críticos en atención "a través de conocer la satisfacción de los pacientes" y diseñar actuaciones "en función de esa comunicación".