SemFYC reclama en el Senado que el número de médicos de Familia en el SNS se equipare al de especialistas

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC), Luis Aguilera, pidió hoy en el Senado que se tomen las medidas necesarias para equiparar el número de estos profesionales dentro del Sistema Nacional de Salud (SNS) al de especialistas, con el objetivo de ofrecer una asistencia "eficiente y de calidad".

Tras comparecer en la ponencia de estudio de las necesidades de recursos humanos que se ha constituido en el seno de la Comisión de Sanidad y Consumo de la Cámara Alta, Aguilera explicó a Europa Press que la proporción estimada de Médicos de Familia y especialistas debe ser de 50-50 y, según la recomendación de la Organización Mundial de Salud (OMS), de 60-40, más aún cuando el abordaje de las principales enfermedades que afectan a la población debe hacerse desde "la prevención y la promoción de hábitos de vida saludables" que se ofrece en Atención Primaria.

Actualmente, en el Sistema Nacional de Salud trabajan unos 105.000 facultativos de los que un 37,2 por ciento, unos 38.900 profesionales, son médicos de Familia. No obstante, es "difícil precisar un número exacto" de cuántos profesionales son necesarios exactamente, ya que "aunque faltan muchos médicos de Familia también sobran especialistas", precisó.

En cualquier caso, Aguilera pidió la creación de un registro nacional de profesionales e impulsar una planificación política en tres niveles para garantizar la calidad del sistema. A su juicio, dicha reforma debe hacerse desde el ámbito educativo, ampliando las plazas de Medicina; desarrollando la Ley de Ordenación de Profesiones Sanitarias (LOPS); y adecuando la oferta MIR a las necesidades del sistema.

Según explicó el presidente de semFYC, el volumen de consultas en Atención Primaria se ha duplicado en los últimos años sin un correspondiente aumento de recursos. Además, las necesidades de otros países también hizo que muchos profesionales emigraran a Reino Unido, Portugal o Suecia, por lo que "ahora hay que promover el regreso de muchos de ellos" ajustando sus condiciones a las que tengan en el extranjero y ofreciendo "un entorno laboral flexible".