El 80% de las cistitis podrían prevenirse fomentando las buenas prácticas de higiene en el cuarto de baño

La décima entrega de la campaña 'Recomendaciones SEFAC' a la población estará dedicada a estas patologías del tracto urinario

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Casi el 80 por ciento de las cistitis podrían prevenirse fomentando buenas prácticas higiénicas en el cuarto de baño, como orinar después de mantener relaciones sexuales, sobre todo en el caso de las mujeres o, en los bebés, cambiar el pañal varias veces al día para evitar que las heces afecten al conducto urinario, informó hoy el representante de la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC) Alejandro Eguilleor, coordinador científico de la campaña 'Recomendaciones SEFAC', dedicada en su X edición a esta patología.

Según Eguilleor, farmacéutico comunitario de Madrid y coordinador científico de la campaña, la primera vez que se observen los síntomas de esta patología, entre los que destacan las ganas permanentes de orinar --en las que además apenas se orina-- y una sensación de quemazón durante la micción, "hay que acudir rápidamente al médico, que con dos sencillas pruebas puede hacer un correcto diagnóstico".

Para este experto, prevenir la cistitis pasa por instruir a las niñas en una correcta limpieza, así como tener en cuenta que es importante visitar al médico para conseguir un diagnóstico correcto, ya que la dificultad para orinar es un síntoma que puede observarse en otras situaciones sin infección urinaria, como la inflamación de los genitales externos femeninos; las lombrices; el uso de ciertos medicamentos con vitamina C o el estrés emocional.

Las infecciones del tracto urinario (ITU) representan el segundo tipo de infección en el ámbito ambulatorio tras las infecciones respiratorias. La más común es la cistitis aguda, que afecta al sistema urinario y es provocada por bacterias del intestino que aparecen en las heces y penetran en el sistema urinario.

Se trata de una patología que afecta sobre todo a las mujeres adultas y que puede llegar a representar un 5 por ciento de las consultas ambulatorias. Se calcula que entre un 30 y un 50 por ciento de las mujeres tendrán al menos un episodio de ITU en su vida.

En hombres es una infección muy rara antes de los 50 años (0,1%), aunque en edades avanzadas y en pacientes con sondas el porcentaje se igualan al de la mujer. También afecta a los recién nacidos, ya que cerca de un 1 por ciento de ellos están afectados por esta infección.