Experta en Obesidad pide a Sanidad más control sobre los "remedios milagrosos" para perder peso

Considera que los alimentos ricos en grasas insalubres deberían llevar una advertencia, como ocurre con las cajetillas de tabaco

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

La directora de la Unidad Multidisciplinar de Tratamiento Integral de la Obesidad del Grupo HM, la doctora Pilar García Urruti, destaca la necesidad de que el Ministerio de Sanidad y Política Social establezca una mayor vigilancia y control para garantizar a los ciudadanos que no se les engañe con "remedios milagrosos" para perder peso o que no se practique cirugía bariátrica en centros no preparados para ello.

En declaraciones a Europa Press, esta experta señaló que "debería haber más campañas para concienciar a la población de que la obesidad no es un problema estético, sino una enfermedad y grave", pero subrayó que, a pesar de que son muy importantes las iniciativas de prevención y promoción de hábitos sanos, también son esenciales las campañas de información sobre qué hacer cuando se padece obesidad, a dónde acudir y a donde no para encontrar el tratamiento más adecuado".

En cuanto a la obesidad infantil, esta experta alertó de que "el futuro próximo se presenta desalentador", ya que este problema presenta una prevalencia tres veces superior a la existente hace 15 años. En concreto, señaló que, según datos de un estudio de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), publicado en 2004, El 16 por ciento de los niños españoles son obesos, el 40 por ciento de los niños obesos a los siete años lo será de adulto, y el 80 por ciento de los adolescentes obesos también lo será.

En este sentido, señaló que son imprescindibles las campañas de promoción del deporte y de la comida sana tanto en los colegios como en la televisión e Internet, y derivar a estos niños al especialista en endocrinología para su correcto tratamiento. "En mi opinión, la pastelería industrial, y todos aquellos alimentos ricos en grasas insalubres deberían llevar una advertencia como en el caso de las cajetillas de tabaco, como 'la obesidad disminuye en aproximadamente 12 años la esperanza de vida' o 'la obesidad es una enfermedad mortal', ya que, por agresivo que pueda parecer, es cierto".

Por otro lado, en cuanto al tratamiento, la doctora García Urruti señaló que para elegir el más adecuado para cada paciente han de tenerse en cuenta el índice de masa corporal, la existencia de factores de riesgo cardiovascular (tabaco, dislipemia, HTA, diabetes, cintura mayor de 88 centímetros en hombres y 102 en mujeres, entre otros), así como enfermedades asociadas con una elevada mortalidad, como la arteriopatía coronaria o periférica, diabetes mellitus tipo II o síndrome de apnea nocturna.

"Hay mayor riesgo cuanto mayor es el IMC, --es decir, cuantos más kilos se tengan en relación con la estatura--, cuanto mayor es la medida de la cintura, y cuantas más enfermedades estén asociadas", explicó, y añadió que "la persona con exceso de peso es más propensa a sufrir enfermedades que pueden limitar su esperanza y calidad de vida".

CIRUGÍA PARA PACIENTES CON IMC SUPERIOR A 35

La doctora señaló que en aquellos pacientes con un IMC superior a 35, en los que se haya comprobado el fracaso repetido de los tratamientos convencionales, y la ausencia de contraindicaciones, se valorará el tratamiento quirúrgico. "Está absolutamente demostrado mediante estudios científicos rigurosos que el único tratamiento eficaz para perder y mantener el peso perdido en aquellos pacientes con IMC superior a 40 es la cirugía", indicó.

Además, en pacientes con IMC de mas de 35 que ya padezcan alguna de las enfermedades derivadas de la obesidad que se consideran "graves", como HTA, Diabetes Mellitus, o enfermedad cardiovascular, se deberá valorar también la cirugía como el tratamiento mas adecuado ya que sabemos ademas que consigue corregir dichas enfermedades.

Respecto al abordaje laparoscópico en la cirugía de la obesidad, es decir, la realización de las diferentes técnicas quirúrgicas mediante incisiones de pocos milímetros en el abdomen, apuntó que esta técnica disminuye en gran medida el riesgo de complicaciones y acelera la recuperación del paciente y su reincorporación a la vida normal.

Asimismo, apuntó que la intervención que proporciona los mejores resultados a largo plazo en cuanto a pérdida de peso con la mínima morbilidad, es el bypass gastrico, y añadió que la banda gástrica ajustable ha demostrado también alta efectividad.