Expertos alertan de que la diabetes supondrá un problema de salud "mayor" que el Sida en los países menos desarrollados

Manuel Carballo se queja de que no se consideren sus enormes efectos sociales, sobre todo en las poblaciones pobres

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 5 (EUROPA PRESS)

Los expertos alertaron este domingo en el XX Congreso de la Sociedad Española de Diabetes que en unos pocos años esta enfermedad se va a convertir en un problema de salud pública en todo el mundo mucho más importante que el Sida, ya que sobre todo se van a multiplicar los casos de diabetes tipo 2 en países como China e India y en países pobres de África y Latinoamérica.

Así lo subrayó hoy el profesor de la Universidad de Columbia y director del Centro Internacional de Migraciones, Salud y Desarrollo, Manuel Carballo, que en Adeje, Tenerife, añadió que es preciso que "de una vez se deje de considerar la diabetes como un problema de personas ricas en los países occidentales, ya que es un problema también de los países pobres, donde además sus consecuencias sociales y económicas son mucho mayores, por las complicaciones que esta enfermedad acarrea relacionadas con morbilidad cardiovascular, retinopatías o dificultades de movilidad".

Carballo se quejó, según informó la organización del congreso, de que la diabetes sea una enfermedad que sigue teniendo mucha menos proyección pública que otras como el Sida, e indicó que quizás la causa es que se sigue viendo como una patología clínica, y no como un gran problema de toda la humanidad a nivel de salud pública.

Carballo participó en el simposium sobre Diabetes y Multiculturalidad que se ha incluido en el programa del XX Congreso de la Sociedad Española de Diabetes junto a otros reconocidos expertos internacionales que han trabajado en programas específicos con grupos minoritarios.

Es el caso de Enrique Caballero, profesor de la Universidad de Harvard y director del plan de diabetes puesto en marcha en EEUU para controlar esta enfermedad entre la población latina de ese país.

Otra experiencia fue la que transmitió el doctor Francisco Díaz Cardóniga, del Hospital Central de Asturias, que participa en un grupo que desde hace más de una década desarrolla un programa de diabetes en los campos de refugiados de saharauis en Tindouf, donde tener esta enfermedad multiplica "enormemente" la ya de por sí dramática situación de estas personas.