La ingesta moderada de vino combate el deterioro cognitivo en ancianos, según un estudio

BARCELONA, 26 (EUROPA PRESS) La ingesta moderada de vino tinto reduce la aparición de deterioro cognitivo en ancianos y parece retrasar las alteraciones cognitivas asociadas a la edad, según la revisión medica publicada en 'Expert review of Neurotherapeutics'. Mercé Pallàs, en una sesión sobre las sirtuinas --una familia de enzimas-- organizada por la Societat Catalana de Farmacologia, aseguró que este hecho sería propiciado por la molécula del resveratrol, presente en la piel de la uva negra o las nueces, y en productos derivados de la uva como el vino tinto. Explicó que hay diversos trabajos en animales de experimentación que han demostrado que el 'resveratrol' tiene "efectos beneficiosos" en múltiples enfermedades, incluyendo la diabetes tipo 2 y las complicaciones, los trastornos mitocondriales, las enfermedades cardiovasculares, la inflamación, las enfermedades neurodegenerativas y el cáncer. Asimismo, la reducción normal de la ingesta calórica en alrededor de un tercio, la llamada restricción calórica, puede aumentar la vida de las personas. La restricción calórica, dijo Pallás, "se traduce en individuos más sanos, enérgicos y de aspecto más joven". Para ella, el envejecimiento de la población junto con los fenómenos migratorios son los hechos sociológicos más importantes del siglo XXI, y consideró "primordial" desarrollar el conocimiento de la posible predisposición genética y establecer métodos de diagnóstico precoz y tratamientos eficaces para las enfermedades relacionadas con el envejecimiento.