La sal afecta más a la tensión de los pacientes con síndrome metabólico

  • Londres, 16 feb (EFE).- La sal afecta en mayor medida al nivel de tensión arterial de los pacientes con síndrome metabólico, una patología que combina una serie de trastornos que aumentan el riesgo cardiovascular, según se desprende de un estudio publicado hoy en la edición digital de la revista británica "The Lancet".

La sal afecta más a la tensión de los pacientes con síndrome metabólico

La sal afecta más a la tensión de los pacientes con síndrome metabólico

Londres, 16 feb (EFE).- La sal afecta en mayor medida al nivel de tensión arterial de los pacientes con síndrome metabólico, una patología que combina una serie de trastornos que aumentan el riesgo cardiovascular, según se desprende de un estudio publicado hoy en la edición digital de la revista británica "The Lancet".

El síndrome metabólico incrementa la posibilidad de sufrir enfermedades coronarias y sus síntomas son la obesidad en el abdomen, hiperglucemia, hipertensión, bajos niveles de HDL o 'colesterol bueno' y una alta concentración de triglicéridos.

Se considera que una persona sufre síndrome metabólico cuando cumple al menos tres de los criterios expuestos.

Según un equipo de investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Tulane (Nueva Orleans, EEUU), dirigidos por el doctor Jing Chen, la presencia de este síndrome en un individuo provoca que éste retenga el sodio en mayor medida que un organismo sano, lo que se refleja en la tensión arterial.

Para realizar el estudio, los investigadores analizaron a 1.906 individuos no diabéticos, a quienes se les midió la tensión arterial, el peso y los niveles de glucosa y colesterol en sangre.

Una vez realizadas, los individuos tomaron durante siete días una dieta baja en sal y, seguidamente, recibieron una dieta con altas concentraciones de sodio durante otra semana.

A lo largo de este período, los investigadores fueron analizando la evolución de la tensión arterial en cada uno de los individuos.

Descubrieron que 283 -de los 1.881 pacientes que completaron el estudio finalmente- presentaban síndrome metabólico y se habían mostrado más sensibles a la ingesta de sal que el grupo sin esta patología.

"Una reducción en la ingesta de sal podría ser beneficiosa, por tanto, en individuos con riesgo de padecer el síndrome metabólico", asegura el estudio.