Los casos de diabetes entre inmigrantes triplican a los de españoles

  • Barcelona, 17 abr (EFE).- Los casos de diabetes mellitus en inmigrantes triplican a los de la población local en algunos lugares de España, según los datos que se han presentado hoy en un encuentro de expertos de Diabetes en el que se ha tratado sobre cómo abordar esta patología en este grupo de pacientes.

Los casos de diabetes entre inmigrantes triplican a los de españoles

Los casos de diabetes entre inmigrantes triplican a los de españoles

Barcelona, 17 abr (EFE).- Los casos de diabetes mellitus en inmigrantes triplican a los de la población local en algunos lugares de España, según los datos que se han presentado hoy en un encuentro de expertos de Diabetes en el que se ha tratado sobre cómo abordar esta patología en este grupo de pacientes.

En el encuentro, coordinado por la Red del Grupo de Estudio de Diabetes de Atención Primaria de Salud (RedGEDAPS), se ha señalado además que en el distrito del Raval de Barcelona, seis de cada diez personas que reciben tratamiento contra la diabetes son de origen inmigrante, y un 75% de éstos son de la India o Pakistán.

Se calcula que en España residen entre 300.000 y 500.000 inmigrantes con diabetes del tipo 2, un problema cuya atención supone un importante desafío para los médicos, que se enfrentan a obstáculos añadidos como son las barreras lingüísticas, culturales y socioeconómicas, según ha informado este colectivo en un comunicado.

Para los endocrinos reunidos en la capital catalana, la adquisición de hábitos de vida occidentales perjudiciales contribuye a multiplicar el riesgo en etnias genéticamente predispuestas a la diabetes mellitus tipo 2.

Así, el excesivo consumo de hidratos de carbono rápidos y el sedentarismo que con frecuencia adoptan los inmigrantes pertenecientes a etnias genéticamente predispuestas, dan lugar a incrementos brutales en la prevalencia de la obesidad y la diabetes, tanto en ellos como en sus descendientes.

También han señalado que desde el punto de vista terapéutico, es clave actuar sobre el déficit y la resistencia a la insulina, así como sobre el exceso de producción de glucosa que produce el hígado.

Para los especialistas, además de la atención individualizada, la clave reside en la prevención, en educar a la población inmigrante para que conozca la importancia de adoptar un estilo de vida saludable, basado fundamentalmente en la dieta y la actividad física, pero adaptado a las características culturales de cada paciente.

En la reunión se ha anunciado que ante esta realidad se pondrá en marcha el Estudio IDIME (Inmigración y Diabetes Mellitus en España), una investigación epidemiológica de ámbito nacional que tiene como objetivo conocer las características de los pacientes inmigrantes diabéticos que residen en nuestro país.

En este estudio un centenar de médicos de toda España analizarán los perfiles de 1.400 inmigrantes con diabetes y los compararán con los de 700 diabéticos españoles.

En este trabajo se tendrán en cuenta aspectos demográficos como sexo, edad, etnia, país de origen, etc., así como de la propia enfermedad, como sería el control metabólico, el tratamiento recibido, o complicaciones que tienen los pacientes.