Más de 4.000 alumnos de 92 centros escolares vascos han participado en los Desayunos Cardiosaludables

La obesidad infantil en Euskadi se ha triplicado en 15 años y el 40% de los niños de entre 10 y 12 años no toma fruta en el desayuno

BILBAO, 27 (EUROPA PRESS)

Más de 4.000 alumnos de 92 centros escolares vascos han participado en los Desayunos Cardiosaludables que organiza la Asociación para la Información y Prevención de la Enfermedad Cardiovascular, Bihotz Bizi-Corazón Vivo, junto con la Federación Vasca de Panadería y el patrocinio de Eroski, el Consejo Vasco de Farmacéuticos, La Caixa, Auzo Lagun, la Universidad del País Vasco (EHU/UPV) y el Ayuntamiento de San Sebastián.

En Gipuzkoa, la presente edición finalizará mañana en el colegio Domingo Agirre y la Ikastola Haztegi de Legazpi, en la que participarán alrededor de 60 alumnos. En Bizkaia, el último encuentro tendrá lugar en Barakaldo, el miércoles, con la participación de los centros escolares de Larrea (50 alumnos), Gurutzeta (28 alumnos) y Juan Ramón Jiménez (32 alumnos). En Álava la campaña finalizó el pasado 3 de abril.

Según informó la asociación Bihotz Bizi-Corazón Vivo, la X edición de los Desayunos Cardiosaludables en Gipuzkoa, la V edición en Alava y la tercera en Bizkaia, arrancó el pasado mes de enero con una multitudinaria participación de los centros escolares vascos que hace que cada vez esté más consolidada esta actividad en la Comunidad Autónoma Vasca. Este curso han participado 92 centros escolares: 46 en Gipuzkoa, 34 en Bizkaia y 12 en Alava y un total de 4.086 alumnos: 2.118 en Gipuzkoa, 1.522 en Bizkaia y 446 en Alava.

La actividad consiste en ofrecer a los alumnos una charla informativa sobre la importancia de un buen desayuno, para después proceder a degustar un verdadero desayuno cardiosaludable. En la charla, un farmacéutico les explica la importancia y los ingredientes fundamentales de un buen desayuno cardiosaludable. Después se procede a tomar el desayuno en el comedor del mismo colegio. El desayuno consta de fruta, leche, cacao, pan, aceite y pavo embutido (en vez de jamón de york, ante la cada vez mayor presencia de escolares musulmanes).

Esta campaña es posible gracias a la colaboración de entidades de carácter privado como la Federación Vasca de Panadería, Eroski, el Consejo Vasco de Farmacéuticos, la Obra Social de La Caixa, Auzo Lagun, el Ayuntamiento de San Sebastián y la Universidad del País Vasco (EHU/UPV).

El estudio realizado el curso pasado a partir de 3.800 encuestas realizadas a escolares vascos de entre 10 y 11 años, elaborado por Bihotz Bizi junto con la colaboración de la Facultad de Farmacia de la UPV, concluye que, si bien en los últimos años el consumo de fruta ha mejorado ligeramente entre los niños y niñas vascos, el porcentaje de los que no la consumen es aún muy elevado.

FRUTA

Concretamente, el 40 por ciento de los niños de entre 10 y 12 años no consume fruta en el desayuno. En este sentido, el territorio alavés es el peor parado, ya que mientras que el 65 por ciento de los niños vizcaínos y el 68 por ciento de los guipuzcoanos consumen fruta por las mañanas, tan sólo lo hacen el 47 por ciento de los niños y niñas alaveses.

Asimismo, destaca el escaso tiempo que se le dedica a la primera comida del día. El 67 por ciento de los encuestados asegura que emplea menos de 10 minutos en desayunar, lo que implica que no desayunan correctamente, ya que para tomar todos los alimentos necesarios en el desayuno (leche, cacao, fruta, pan, aceite y pavo embutido) es imprescindible dedicarle al menos diez minutos.

RECOMENDACIONES

La asociación Bihotz Bizi señaló que la enfermedad cardiovascular es la primera causa de muerte en la sociedad "y por ello es tan importante la prevención y la educación en buenos hábitos alimenticios".

También indicó que, en Euskadi, la obesidad infantil se ha triplicado en los últimos 15 años "lo que acarreará a los futuros adultos grandes problemas de salud, especialmente complicaciones cardiovasculares". La dieta hipercalórica y el sedentarismo son la causa principal de este aumento alarmante.

Los objetivos principales y las recomendaciones que Bihotz Bizi traslada a través de esta iniciativa son potenciar el consumo de fruta en el desayuno; disminuir el consumo de bollería en el desayuno, e incrementarlo por el de pan y cereales, no excesivamente azucarados, que son los ingredientes más apropiados; potenciar el consumo del pan integral; y potenciar el consumo de derivados lácteos con objeto de aumentar la posibilidad de variar el desayuno.

Asimismo, persigue potenciar el consumo del aceite de oliva en el desayuno, frente a la mantequilla y cremas azucaradas industriales y dedicar más tiempo a desayunar. Actualmente el orden de preferencia de los condimentos para los escolares es, en primer lugar, la mantequilla, después la mermelada y finalmente, el aceite. El objetivo es invertir el orden de preferencia de los niños.

-. Firma: MGB .-