Más de la mitad de la población española tiene exceso de peso y un 16% presenta diversos grados de obesidad

Castilla-La Mancha es la tercera comunidad con más mujeres obesas, según un estudio de Clínica Londres

CIUDAD REAL, 28 (EUROPA PRESS)

Más de la mitad de la población española tiene exceso de peso y un 16% de la misma presenta diversos grados de obesidad, mientras que Castilla-La Mancha se sitúa como la tercera comunidad autónoma del país con más mujeres obesas, según un informe de Clínica Londres, uno de los centros españoles con mayor especialización en los problemas de obesidad, integrado en el Grupo Clínica Baviera.

El informe, presentado hoy en Ciudad Real, apunta que este problema es especialmente significativo en la población infantil, ya que en los últimos 15 años ha crecido un 300% y actualmente alcanza el 16% de la población de hasta 16 años. Estos adolescentes tendrán a los 40 años riesgos y complicaciones cardiovasculares propias de personas mayores de 60 años, informa Clínica Londres en un comunicado.

Según este estudio, los pacientes que presentan un alto grado de obesidad tienen una esperanza de vida de entre 10 y 15 años más corta que el resto de la población. Por primera vez en nuestro país la expectativa de vida de los hijos es inferior a la de sus padres, como consecuencia de los deficientes hábitos alimenticios que provocan un incremento anual de sobrepeso y obesidad en menores.

La obesidad representa un problema de tal magnitud que ha pasado de un coste sanitario del 2,5% al 7% del gasto global. Así, es la segunda causa de muerte prematura evitable en el mundo después del tabaco, y en el pasado año esta enfermedad crónica fue la causa de más de 30.000 muertes prematuras. Este problema no sólo afecta al primer mundo ya que es, si cabe, más acuciante en países emergentes donde hasta hace pocos años el problema de la nutrición era un problema endémico.

CASTILLA-LA MANCHA

Castilla-La Mancha es una de las comunidades autónomas españolas que presenta una tasa de obesidad más alta por habitante. Dentro de la población castellano-manchega, son las mujeres y los niños los más afectados por esta enfermedad: más del 29% de los niños y niñas de entre 2 y 15 años presenta exceso de peso, siendo la prevalencia de sobrepeso del 18% y la de obesidad del 11%.

En el caso de la población femenina, las mujeres castellano-manchegas son, después de las canarias y las navarras, las más obesas de España. El 89% de las amas de casa con edades comprendidas entre 30 y 45 años tiene problemas de obesidad, y aunque el porcentaje de las mujeres ejecutivas es menor que el de las amas de casa, es bastante más elevado que la media nacional, un 38%.

MALOS HÁBITOS

El sobrepeso y la obesidad tienen su origen en los malos hábitos nutricionales muy alejados de la dieta mediterránea. Este hecho es especialmente significativo en la población escolar ya que según un reciente estudio de la Universidad de Barcelona, la mitad de los menores no prueba la verdura ni siquiera una vez al día, la "comida rápida" es habitual y sólo el 40% toma más de dos piezas de fruta o zumo al día.

El 20% desayuna de forma habitual bollería industrial y el 73% tan sólo galletas o pan. Por el contrario, son muy pocos los que incluyen los nutrientes de un desayuno completo: cereales, lácteos y frutas. Además el 8% de los niños españoles acude al colegio sIn haber desayunado.

Trastornos como ansiedad y depresión se duplican en niños con problemas de sobrepeso, más sedentarios y con una peor alimentación. Por el contrario, la normalidad emocional se encontró en los niños con mayores niveles de actividad física y mejor alimentación.

En el caso de las mujeres castellano-manchegas, el principal problema es la baja ingesta de verduras, frutas y pescado, frente al alto consumo de legumbres y grasas. El bajo consumo de agua es otro hándicap de las mujeres castellano-manchegas a la hora de intentar perder peso.

BALÓN INTRAGÁSTRICO

Según el trabajo que presenta Clínica Londres, uno de los tratamientos no invasivos que presenta mayor número de resultados positivos (un 97%) es el balón Intragástrico, una técnica en la que nuestro país es líder del mercado europeo de esta especialidad, seguido de Italia. El balón intragástrico posibilita perder una media de hasta 22 kilogramos en un máximo de 3 meses.

Este informe revela que el balón intragástrico se utiliza en España desde hace más de 15 años y ha resultado el procedimiento no quirúrgico más efectivo para combatir la obesidad. De hecho la sanidad pública ha adoptado esta técnica endoscópica por su facilidad y buenos resultados, tanto en menores como en adultos.

Ésta consiste en colocar de forma temporal en el estómago un pequeño balón de silicona blando. Esta colocación no dura más de 20 minutos, y se consigue que el paciente tenga sensación de saciedad y, en consecuencia, no tenga apetito. Esta técnica se acompaña con ayuda psicológica para readaptar los hábitos alimentarios.

Los expertos de Clínica Londres, que han colocado hasta el momento más de 2.000 balones en pacientes, confirman que "esta técnica se revela como la más eficaz para conseguir de forma rápida y segura una pérdida de peso que se mantenga a lo largo del tiempo".