Murcia y Valencia, zonas con más riesgo de mortalidad evitable

MURCIA/MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

Murcia y Valencia son las zonas con más riesgo de mortalidad evitable en España, según muestran los resultados de un estudio llevado a cabo por el Centro de Investigación en Salud Laboral de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) de Barcelona, en colaboración con la Universidad de Alberta (Canadá), y que aparece publicado en 'Gaceta Sanitaria', según informó el Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC).

El trabajo, en el que se describió y comparó la distribución geográfica del riesgo de mortalidad evitable y no evitable en áreas pequeñas de España entre 1990 y 2001, reveló que existen áreas de mayor riesgo de mortalidad evitable, principalmente, en el sur y suroeste de España, así como en algunas zonas del Este del país.

En cuanto a las diferencias entre hombres y mujeres, en el periodo entre 1990 y 2001 los investigadores observaron 4.144.383 casos de mortalidad (el 47,1 por ciento en mujeres y el 52,9 por ciento en hombres), de los cuales, 438.081 eran casos de mortalidad evitable, es decir, un 10,6 por ciento de la mortalidad total (el 9,5 por ciento en mujeres y el 11,5 por ciento en hombres).

La primera causa de mortalidad evitable en mujeres es el cáncer de mama, con un 24,9 por ciento, seguida de las enfermedades cerebro vasculares (24%) y la enfermedad isquémica del corazón (23,8%). Respecto a los hombres, la primera causa de mortalidad evitable es la enfermedad isquémica del corazón, que representa el 52,8 por ciento de los casos de muerte evitable, seguida de las enfermedades cerebro vasculares, con un 25,9 por ciento.

DESIGUALDAD EN PREVENCIÓN Y ASISTENCIA

Aunque el cáncer, los accidentes de tráfico o el sida pueden ser consideradas causas de mortalidad evitable, ya que la prevención, los servicios de asistencia sanitaria y las políticas sanitarias intersectoriales pueden influir, este trabajo las considera como muertes no evitables.

La autora principal del estudio e investigadora de la IPF, Montse Vergara, explicó que "en este estudio la mortalidad evitable se ha definido a partir de un grupo de causas o condiciones de mortalidad susceptibles de intervención por parte de los servicios de asistencia sanitaria".

A pesar de las potenciales limitaciones del indicador de mortalidad evitable, su estudio geográfico permite valorar las desigualdades en mortalidad por causas en las que pueden intervenir los servicios sanitarios en sus distintos niveles, como la prevención o la asistencia. Además, según apuntó Vergara, "el hecho de que el estudio se haya realizado en estas áreas pequeñas nos permite analizar los resultados con mayor precisión".

"Estos resultados pueden ser útiles para ayudar a planificar políticas de salud pública que permitan reducir la mortalidad evitable y contribuir a la distribución adecuada de los recursos disponibles", concluyó la investigadora.