Un condado inglés restringe la cirugía a fumadores y obesos

  • El servicio público de salud británico (NHS) de Devon (suroeste de Inglaterra) anunció hoy un plan de ahorro de costes por el que dejará de programar cirugías rutinarias a los fumadores que no abandonen ese hábito y a los obesos que no rebajen en un 5 por ciento su peso corporal.

Londres, 3 dic.- El servicio público de salud británico (NHS) de Devon (suroeste de Inglaterra) anunció hoy un plan de ahorro de costes por el que dejará de programar cirugías rutinarias a los fumadores que no abandonen ese hábito y a los obesos que no rebajen en un 5 por ciento su peso corporal.

El responsable de la comisión clínica del NHS en el condado de Devon, Tim Burke, señaló a la cadena británica BBC que la medida responde a una "priorización de los recursos", necesaria para que el sistema público "sobreviva dentro de sus recursos financieros".

"No menospreciamos lo difícil que será para algunas personas perder peso o dejar de fumar, por lo que continuaremos ayudándoles en ese aspecto", subrayó Burke.

Si bien la medida no afectará a las operaciones ya programadas, los pacientes que en adelante deban someterse a cirugía en el sistema público de Devon, que acumula un déficit de 14,5 millones de libras (18,27 millones de euros), deberán abandonar el hábito de fumar o rebajar su peso ocho semanas antes de la operación.

"Todas estas medidas temporales se refieren a operaciones planificadas y tratamientos, no a aquellas que deben hacerse en casos de emergencia para salvar vidas", detalló Burke.

El servicio sanitario de Devon publicó una lista de servicios que se suspenderán "por completo o de forma parcial", en la que se incluyen tratamientos de fertilidad y cesáreas "para las que no existe una razón médica".

Además, a las personas con dificultades auditivas se les proveerá con aparatos para mejorar la audición para un oído, en lugar de para los dos, como hasta ahora.