Un equipo del Virgen Macarena halla un nuevo patrón para evaluar el riesgo de patología cardiovascular en niños

SEVILLA, 26 (EUROPA PRESS)

Un equipo de profesionales de la Unidad de Gastroenterología Pediátrica y del Servicio de Radiodiagnóstico del Hospital Virgen Macarena de Sevilla ha encontrado en el grosor de la carótida --la mayor arteria del cuello-- un nuevo patrón de referencia que permite el diagnóstico precoz de la enfermedad cardiovascular en niños.

De hecho, dicho hallazgo ha obtenido el premio extraordinario a la mejor comunicación nacional que anualmente concede la Asociación Española de Pediatría, según informó el hospital.

En concreto, este trabajo se basa en el estudio observacional realizado sobre 150 niños con edades comprendidas entre los seis y los 14 años. Como patrón, todos ellos reunían los siguientes requisitos: no presentaban ningún tipo de obesidad, sobrepeso, colesterol elevado, perfil de lípidos anormal, hipertensión y diabetes. Además, estaban libres de cualquier otra causa que les predispusiera a padecer alguna enfermedad cardiovascular.

A todos ellos, y mediante estudio ecográfico, se les cuantificó el grosor de las capa íntima y media de la carótida para poder utilizar este valor en niños que presenten factores de riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular, como ser diabético, obeso, dislipémico o poseer una enfermedad renal crónica, entre otros.

Con esta fórmula, los especialistas pueden detectar precozmente los cambios que la ateroesclerosis ocasiona a nivel de las arterias y aplicar medidas preventivas cuando se empiezan a observar en la pared arterial.

En la actualidad, el equipo investigador continúa profundizando en este estudio y también ha podido corroborar que la actividad física es una práctica saludable que contribuye eficazmente a prevenir la aparición de cambios en la pared arterial y que pueden preceder la aparición de las placas de ateroma.

Ahora se trabaja en una segunda fase en la que se incluirá en el estudio a menores obesos o con sobrepeso para lograr nuevos datos que permitan una intervención beneficiosa en este grupo de niños, puesto que constituyen un importante número en nuestra comunidad.

El trabajo galardonado, que lleva por título 'El endotelio vascular en niños sin factores clásicos de riesgo cardiovascular', fue realizado por los pediatras Federico Argüelles, Libia Quero y Filiberto Ramírez; la radióloga Ana María Argüelles; y la enfermera Isabel Gil.

Además de mantener una importante actividad investigadora, la Unidad de Gastroenterología infantil del Hospital asiste, cada año, alrededor de 5.000 niños en sus consultas.