Un estudio desvincula la ingesta de refrescos y la obesidad

BARCELONA, 5 (EUROPA PRESS)

El consumo moderado de bebidas refrescantes no provoca obesidad, según el estudio Avena, realizado sobre una muestra de 1.523 adolescentes españoles, de 13 a 18 años de distintas provincias españolas.

Según la coordinadora del estudio, Ascensión Marcos, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), "la conclusión fundamental es que no parece existir una asociación entre el consumo de este tipo de bebidas y la obesidad".

No obstante, defendió que "el abordaje de un patrón dietario es más conveniente para investigar la asociación entre la dieta y la obesidad, sin olvidar en ningún momento el nivel de actividad física".

La investigación desmiente que haya una relación directa entre la ingesta de refrescos y la obesidad, y señala que "no sólo los patrones dietarios son importantes, sino que también lo son los hábitos alimentarios y de sedentarismo".

El estudio hace alusión al artículo publicado recientemente en la revista 'Nutrition Research Reviews' que alerta del peligro de extrapolar los resultados de estudios realizados en Estados Unidos a la población europea.

"La mayoría de los resultados de los estudios realizados con niños y adolescentes proceden de EE.UU., donde el consumo de refrescos azucarados es dos veces mayor comparado con el registrado en Europa", señala.

Y concluye: "La mayoría de estudios sugieren que el efecto del consumo de refrescos sobre un eventual aumento de peso es pequeño salvo en personas propensas a ganar peso o que tengan altos niveles de consumo".

La obesidad entre la población norteamericana ha aumentado considerablemente y, según datos del Centro de Control de Enfermedades de EE.UU., en 2005 existía un 23,9 por ciento de adultos obesos, con un índice de masa corporal mayor de 30, mientras que en 2007 ese porcentaje ya alcanzó el 25,6 por ciento.

En España, el porcentaje de población adulta con obesidad es del 16 por ciento, según datos de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) y la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN).