Cerca de un millón de canarios padece algún tipo de enfermedad reumática

Los reumatólogos denuncian que sólo hay 30 profesionales para atender en los hospitales a cientos de miles de enfermos en las islas

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 17 (EUROPA PRESS)

Cerca de un millón de canarios padecen algún tipo de patología del aparato locomotor, según informó hoy la presidenta de la Sociedad Canaria de Reumatología (Socare), María Ángeles Gantes, que denunció que sólo hay 30 profesionales para atender en los hospitales del archipiélago a cientos de miles de enfermos.

En concreto, 200.000 pacientes en las islas sufren artrosis; 10.000 padecen artritis reumatoide; 300.000, lumbalgia; 100.000, osteoporosis; 5.000 espondilitis anquilosarte; y 2.000, correctivopatías, entre otras patologías, afirmó en rueda de prensa el doctor y jefe de Reumatología del Hospital Universitario Doctor Negrín, Carlos Rodríguez, encargado de la coordinación del XVI Congreso de la Sociedad Canaria de Reumatología que se inaugura mañana, en el que se hablará de las revolucionarias terapias biológicas, entre otras cuestiones.

La presidenta de Socare, María Ángeles Gantes, incidió en la necesidad de detección precoz de las enfermedades y explicó que sólo hay servicios de reumatología en los cuatro hospitales grandes de Gran Canaria y Tenerife, en La Palma y en Lanzarote debido a la falta de profesionales. Sólo 30 reumatólogos trabajan en el medio hospitalario en todo el archipiélago.

DEMANDAN 46 REUMATÓLOGOS

Los especialistas denuncian que sobre todo faltan reumatólogos en las islas menores (La Gomera, El Hierro y Fuerteventura) y que es necesario ampliar la plantilla en todos los servicios debido al gasto importante que supone hasta ahora y el aumento de las listas de espera para los especialistas. En ese sentido, señalan que la cifra óptima comprende la de un traumatólogo por 45.000 habitantes por lo que demandan un total de 46 reumatólogos en las islas.

Es más, señalan que un 33 por ciento de los canarios que acude anualmente a consulta en Atención Primaria es de problemas osteomusculares y hasta el 10 por ciento de las urgencias hospitalarias.

Además, en España las enfermedades reumáticas están relacionadas con el 50,7 por ciento de las incapacidades laborales transitorias y son las principal causa de incapacidad laboral permanente. Según Gantes, cada año se gastan 4 millones de euros en tratar la artrosis de rodilla y cadera, que sufren en España casi 7 millones de personas y cuesta el equivalente al 0,5 por ciento del PIB anual.

RETRASO EN EL DIAGNÓSTICO

La presidenta de Socare resaltó que las más de 250 enfermedades reumáticas que existen son "crónicas, degenerativas y con un importante impacto social, económico y en la calidad de vida de los pacientes".

De este modo, hizo especial hincapié en que "una media baja de reumatólogos en las islas hace que el diagnóstico de las enfermedades pueda demorarse y ocasionar daños irreversibles, erosiones, incapacidades, deformidades en el hueso que se pueden evitar con un tratamiento más temprano". Por ello, Gantes reclamó "el apoyo de las autoridades sanitarias para mejorar la salud de los enfermos y su incidencia en el ámbito laboral".

De hecho, el jefe de Reumatología del Hospital Universitario Doctor Negrín, Carlos Rodríguez, señaló que se ha conseguido reducir el diagnóstico un año de retraso en artritis reumatoide, pero admitió que existe hasta 7 años de retraso en el diagnóstico en espondilitis anquilosante en la columna y que afecta a jóvenes y más a hombres que a mujeres.

DESCONOCIMIENTO

Rodríguez destacó que "uno de los hitos producidos en la última década es que se puede dar un mensaje optimista a los pacientes y hay medios apropiados para vencer sus enfermedades". De este modo, señaló que en los últimos años ha habido un gran cambio debido a las terapias biológicas, por lo que anunció que durante el congreso se abordará no tanto ya su eficacia como el protocolo para impedir sus efectos secundarios.

Agregó que para el tratamiento de la artritis reumatoide se requiere que el paciente llegue precozmente para el diagnóstico, que haya suficiente personal para aplicarle los tratamientos adecuadas y un seguimiento estrecho de los enfermos.

El doctor y jefe de la Sección de Reumatología del Hospital Insular, Antonio Rosas, manifestó, por su parte, que "el campo de batalla de las enfermedades reumáticas son aquellas enfermedades autoinmunes".

Asimismo, subrayó que la fibromialgia es "bastante frecuente en España" y reclamó el apoyo de especialistas para que aborden esta patología como una enfermedad neurológica "por el trastorno de la conducción nerviosa que transmite dolor al paciente", de modo que considera que "no es necesariamente una enfermedad reumatológica".