El Instituto Oftalmológico Fernández-Vega invierte 3 millones de euros en proyectos de investigación básica

El investigador Miguel Coca-Prados, de la Universidad de Yale (Estados Unidos) es uno de los fichajes

OVIEDO, 14 (EUROPA PRESS)

El Instituto Oftalmológico Fernández-Vega ha invertido en la tercera fase de sus instalaciones --que será inaugurado este jueves por los Reyes de España-- seis millones de euros, de los que tres irán destinados a proyectos de investigación básica, según anunció hoy el director del centro, Luis Fernández-Vega Sanz.

En un encuentro con periodistas, Fernández-Vega señaló que la ampliación supone la incorporación de 35 personas a un complejo en el que ya trabajan unas 150 personas. Explicó que entiende la apuesta por la inversión básica como un "salto cualitativo". El Instituto ya venía realizando labores de investigación clínica.

El director del centro considera que la investigación básica es la "diferencia" que tiene el instituto asturiano con el resto de centros nacionales. De hecho, señaló que su diseño había sido complejo, dado que no existen clínicas privadas en España con un esquema similar.

Una de las líneas de investigación, explicó Fernández-Vega se referirá a la superficie ocular, en lo que se refiere a las patologías de la córnea y de la conjuntiva. Recordó, por ejemplo, que no hay aún un tratamiento eficaz para el 'ojo seco'.

Por otro lado, también se afrontará la investigación en retina, en lo que se refiere a la degeneración macular asociada a la edad. A este respecto, Fernández-Vega, señaló que el Centro está aún pendiente de la incorporación de dos científicos específicos para este campo.

Por último, la investigación que afrontará el Instituto contará con un laboratorio de glaucoma, sobre todo desde un punto de vista genético. El director del centro consideró que sería muy positivo contar con un diagnóstico precoz del glaucoma mediante un simple análisis. A este campo se incorporará el profesor Miguel Coca-Prados, que compatibilizará los dos primeros años su trabajo con el que desempeña en la Universidad de Yale (Estados Unidos). Posteriormente lo hará en exclusiva para el Instituto Oftalmológico Fernández-Vega.

"TRATAMIENTOS NOVEDOSOS" PARA LA SOCIEDAD

Otros "fichajes" para el departamento de investigación del complejo son los científicos Carlos Belmonte, reciente Premio Nacional de Investigación y el médico oftalmólogo Jesús Merayo Lloves investigador de la Universidad de Valladolid.

Fernández-Vega señaló que su apuesta por la investigación básica va ligada a una concepción de la "responsabilidad social" que ha de tener su empresas. En este sentido, dijo que el objetivo es "devolver a la sociedad lo que nos ha dado, a base de tratamientos novedosos". Dijo que esa responsabilidad social ya fue aplicada en el Instituto desde sus inicios, donde nunca se dejó de atender a una persona por falta de medios económicos.

La ampliación no se reduce sólo al ámbito de la investigación. De hecho, el Instituto consigue 3.300 metros cuadrados más, con cuatro plantas, una de las que se destinará a la ampliación de zona de consultas (800 metros cuadrados), zonas de docencia, laboratorios, salas de ordenadores. Una de las plantas no tiene aún destino y permanecerá pendiente de "necesidades futuras".

CRISIS

El Instituto Oftalmológico Fernández-Vega recibe a unos 100.000 pacientes al año, de los que aproximadamente el 60 por ciento son de fuera de Asturias. Preguntado sobre si en los últimos meses había notado una bajada de pacientes o una mayor demora en los pagos de los tratamientos, Luis Fernández-Vega contestó que no.

De hecho, explicó que el comportamiento del sector de la medicina siempre ha sido "anticíclico" y que cuando la gente ganaba dinero "gracias al ladrillo" tampoco eran más los pacientes. "Además la gente sabe que nuestros honorarios siempre han sido módicos", señaló el director del centro.

No obstante, Luis Fernández-Vega reconoció que a la hora de afrontar la inversión de seis millones de euros para acometer esta tercera ampliación tuvo "cierto miedo". La ampliación ha sido sufragada sin ayuda pública alguna, contando con aportaciones de fundaciones privadas para hacer frente al gasto corriente, como es el caso de la Fundación Masaveu.

El director del Instituto reconoció que le gustaría contar con más apoyos en lo que se refiere a la investigación básica, dado que las Administraciones dicen que quieren invertir en I+D+i.

Por último, Luis Fernández-Vega señaló que no tiene previsto extender las instalaciones a otras comunidades autónomas, a pesar de haber tenido ofertas tentadoras. A este respecto, comentó que no concibe la medicina como "una franquicia de peluquería de señoras", porque eso entrañaría el peligro de perder control y calidad sobre los servicios prestados. En todo caso, en Madrid, el Instituto sí cuenta con una "pequeña consulta" para los numerosos pacientes que acuden a Asturias a tratarse y quieran plantear alguna cuestión con posterioridad.