Más de 400.000 madrileños padecen ansiedad o depresión y el 19,2% de los ciudadanos tienen riesgo de padecer estrés

El Ayuntamiento ofrece cursos y edita una guía con consejos para combatir este fenómeno de la modernidad

MADRID, 03 (EUROPA PRESS)

Más de 400.000 madrileños presentan cuadros de ansiedad o depresión y el 19,2 por ciento de los ciudadanos de entre 19 y 64 años corren el riesgo de padecer estrés, con mayor prevalencia entre las mujeres (24 por ciento) que entre los hombres (15 por ciento), según datos del Estudio de Salud del Ayuntamiento presentado hoy por el delegado de Seguridad y Movilidad, Pedro Calvo.

Además, el 15 por ciento de la población de la capital sufrirá algún trastorno psicológico a lo largo de su vida, y la mayor parte serán procesos de larga duración, si bien "la probabilidad de sufrir mala salud mental es menor que en el resto de España", según datos comparados con los de la Encuesta Nacional de Salud de 2006, que refleja que este riesgo es del 16 por ciento para los hombres y del 27 por ciento para las mujeres.

Asimismo, mientras el 14,3 por ciento de los españoles mayores de 16 años consumo habitualmente psicofármacos para combatir este fenómeno, los datos de la Comunidad de Madrid se sitúan en el 13,1 por ciento y los de la capital se disparan hasta el 15,5 por ciento algo que, según Calvo, responde a que los madrileños "solicitan antes ayuda y están más tratados".

Ante esta situación, que "se intuye que podría seguir aumentando si los datos del paro siguen creciendo", el Instituto de Salud Pública municipal ha editado la guía 'El estrés y... el arte de amargarnos la vida', cuyas 10.000 unidades se repartirán en todos los centros de salud y en algunos de Atención Primaria.

Se trata de un documento de 39 páginas donde se recogen herramientas y consejos para "conocer lo básico del manejo del estrés". "Es un recurso para mejorar las competencias personales y afrontar la ansiedad de la vida cotidiana a través de cuentos y metáforas que reflejan el comportamiento humano y que muestran otra perspectiva de los problemas para ayudar a vivir mejor", explicó el delegado.

Sus tres capítulos y decálogo final, que también están disponibles en las páginas www.munimadrid.es/salud y www.madridsalud.es, se recomiendan cosas como mantener una buena relación con la gente que nos rodea para "crear un ambiente antiestrés que nos proteja".

¿QUÉ ES EL ESTRÉS?

El estrés es un sistema de alarma del organismo, una reacción saludable que alerta frente a amenazas y peligros del entorno, pero que nos hace más vulnerables a enfermedades y problemas psicológicos cuando se desequilibran las dos partes del sistema nervioso autónomo --el simpático y el parasimpático-- y se desbordan los mecanismos adaptativos.

Es decir, que algo de estrés es bueno para estar alerta y reaccionar con prontitud ante determinadas situaciones, pero los problemas llegan cuando no somos capaces de 'desactivarlo' y seguimos estresados ante cualquier circunstancia. Los principales indicadores del estrés suelen ser la irritabilidad, el cansancio, el dolor de cabeza o incluso problemas diagnosticados de ansiedad, depresión o consumo de psicofármacos.

Así, el manual recomienda que seamos conscientes de que nunca se pueden hacer las cosas a gusto de todos, que debemos tomar parte activa en la solución de los problemas, que tenemos que llevar una vida completa y equilibrada en todas sus facetas, y que es positivo hacer ejercicio físico y no enfadarnos de manera crónica.

Además, se recomienda revalorizar las fuentes del estrés y las reacciones ante ellas, mantener un buen ambiente social, reír, escuchar a los demás, cuidarse y buscar tiempo para relajarse y ayudar a los demás.

"Muchas veces tenemos más capacidad para sobrellevar nuestra vida de lo que creemos, pero también se puede pedir ayuda profesional para adquirir las herramientas necesarias para hacerlo", apostilló Calvo.

CURSOS MUNICIPALES

Con este objetivo, el Ayuntamiento tiene desde 2005 dos cursos gratuitos para luchar contra el estrés. El programa de Gestión del Estrés y la Ansiedad (GESA) consiste en diez sesiones de hora y media en grupo con una duración total de 15 horas. Desde que se puso en marcha han pasado por esta actividad 1.494 personas, la mayoría mujeres.

Según el Consistorio, "todos han referido después una gran satisfacción con el programa", una valoración que "se refleja en cambios estadísticos". Así, su percepción de la salud pasa de 2,68 a 3 puntos sobre cinco antes y después de hacer el curso; su satisfacción con la vida pasa de 13,5 a 15,2 sobre 25; sus niveles de ansiedad disminuyen de 33,5 a 23,4 sobre 40; y los de depresión bajan de 9,6 (nivel leve-moderado) a 4,8 (sin síntomas de depresión) sobre 12.

Por otro lado, también se promueve el programa de Grupos de Entrenamiento en Relajación Creativa y Habilidades Emocionales (GERCHE) para prevenir riesgos para la salud emocional. Se trata de un sistema de relajación y la aplicación de un método breve de psicoterapia para prevenir y mejorar la ansiedad, el estrés y otros trastornos emocionales. Se imparte por uno o dos profesionales en diez sesiones semanales de dos horas cada una. "Yo lo he hecho personalmente", apostilló Calvo.

También en este sentido se han notado efectos positivos ya que los niveles de ansiedad se han reducido en un 68 por ciento las formas graves y en un 40 por ciento en las de alto grado. Además, la depresión ha descendido en un 69 y un 21 por ciento en sus formas grave y alta, respectivamente.