El Complejo Hospitalario obtiene el distintivo de 'Centro contra el Dolor'


JAÉN|
El Complejo Hospitalario obtiene el distintivo de 'Centro contra el Dolor'

El Complejo Hospitalario obtiene el distintivo de 'Centro contra el Dolor' JAÉN | EUROPA PRESS

La Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA) ha concedido a la Unidad de Cuidados Paliativos y Pluripatológicos del Complejo Hospitalario de Jaén el distintivo de 'Centro contra el Dolor' por el abordaje integral y de calidad que realizan contra este problema y la mejora en la atención sanitaria a los pacientes que sufren este problema de salud.

Este servicio del centro sanitario público de la capital jiennense del Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha atendido, según informa el propio centro desde un comunicado, a más de 250 pacientes durante el primer semestre de este año, que en la mayoría de los casos han sido atendidos en sus propios domicilios.

Las principales actuaciones llevadas a cabo por esta unidad para conseguir este reconocimiento han sido una mayor formación de sus profesionales, la revisión y actualización de sus atenciones a los pacientes para mejorarlas y unificar sus criterios. Además, han editado folletos informativos sobre el uso de los medicamentos analgésicos y han realizado sesiones formativas para las cuidadoras de estas personas sobre el mismo tema para informarles del manejo de analgésicos.

Esta iniciativa de la Consejería de Salud, puesta en marcha dentro del Plan Andaluz de Atención a las Personas con Dolor, permite además a los centros y unidades sanitarias contar con criterios a partir de los cuales poder guiarse para mejorar la atención a estos pacientes.

El proceso de obtención de este distintivo de la sanidad pública andaluza se recoge cuatro situaciones en el entorno sanitario, que son el dolor perioperatorio, el crónico, el asociado a procedimientos y el del ámbito de las urgencias y emergencias.

Cada una de estas categorías cuenta con unas recomendaciones diseñadas por la ACSA, que se estructuran en diversos apartados, como la información, seguimiento y educación del paciente, la formación de los profesionales, la evaluación sistemática del dolor, el proceso asistencial, la documentación y el registro, y el análisis de resultados.

Las buenas prácticas aluden a la educación del paciente y la familia sobre cómo se evalúa el dolor, el apoyo que presta la unidad para controlarlo y la ansiedad a través de información oral, escrita o vídeos, entre otros, o si la formación específica de estos casos se encuentra incluida en el plan de desarrollo de sus profesionales.

La ACSA analiza también si la organización cuenta con herramientas y procedimientos para identificar a los pacientes que sufren dolor y ansiedad, dispone de líneas de investigación sobre el estudio y tratamiento de este problema o si realiza la evaluación de las encuestas de satisfacción en este sentido.

Este distintivo de 'Centros contra el dolor' se une a los otros dos distintivos del Observatorio para la Seguridad del Paciente, que se pueden consultar en su página web, y encaminados a través de acciones destinadas a la higiene de las manos, como el denominado 'Manos seguras', y al entorno quirúrgico.