Montón advierte de que si Marina Salud no deja de ofertar neurocirugía se abrirá expediente previo a acciones judiciales


VALENCIA|

La consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Carmen Montón, ha advertido este miércoles de que si Marina Salud sigue prestando la especialidad de neurocirugía en el Hospital de Dénia (Alicante) y, por tanto, no atiende al "requerimiento" de la Conselleria, "se abrirá el correspondiente expediente previo a acciones judiciales".

Montón se ha expresado en estos términos tras una pregunta formulada por el diputado de Podemos Daniel Geffner sobre si la Conselleria ha detectado problemas en la asistencia sanitaria del departamento de salud de Dénia.

Geffner ha denunciado que el departamento de Dénia ha aplicado recortes a los trabajadores "lo que tendrá repercusión en las prestaciones sanitarias con una plantilla ya escasa y sobrecargada de trabajo". También ha criticado cierre de camas en el hospital de Dénia y esperas de más de 30 horas en urgencias.

Asimismo, el diputado de Podemos ha señalado que la Conselleria decidió retirar del departamento de Dénia la especialidad de neurocirugía, pero "Marina Salud seguía prestándolo".

Al respecto, Carmen Montón ha indicado que la neurocirugía es una prestación "de alta complejidad" que requiere equipos profesionales con "mucha experiencia y práctica", lo que "se consigue por haber tratado el mayor número de casos posibles".

La consellera, quien ha manifestado que los problemas neuroquirúrgicos no son muy abundantes en la Comunitat, ha destacado que tras la comunicación de la Conselleria Marina Salud informó que en el Hospital de Dénia se cesaba la prestación de esta especialidad porque el centro "no tiene la capacidad ni asegura la calidad necesaria para los pacientes".

"Si no se atiende el requerimiento de la Conselleria, se abrirá el correspondiente expediente previo a acciones judiciales", ha subrayado la titular de Sanidad Universal y Salud Pública.

La consellera también ha destacado que se han detectado problemas en Dénia y, por tanto, "hemos actuado en consecuencia", porque este Consell, a diferencia de los anteriores, ha reforzado el papel de los órganos de control", de modo que "ahora podemos vigilar, detectar, prevenir y corregir los problemas asistenciales".

Asimismo, ha manifestado que el Consell ha analizado "de forma detallada" el contrato de las cinco concesiones sanitarias para garantizar "equidad" respecto a los departamentos de gestión pública.