CERCA DE 10.000 TRASPLANTES EN EL MUNDO SE REALIZAN BAJO ALGUNA FORMA DE COMERCIALIZACIÓN

MADRID|
Se calcula que cerca de 10.000 trasplantes en el mundo se realizan cada año bajo alguna forma de comercialización, según datos dados a conocer este miércoles en el Taller Internacional de formación de expertos en la prevención, detección y erradicación del tráfico de órganos y el turismo de trasplantes, organizado por la Organización Nacional de Trasplantes (ONT).Durante la inauguración de este taller, el secretario general de Sanidad y Consumo, Javier Castrodeza, afirmó que “los profesionales y los sistemas sanitarios tienen un papel clave en la lucha contra el tráfico de órganos y el turismo de trasplante, precisamente por los controles que necesitan los pacientes antes y después de la intervención”. “Aunque ningún país es inmune a este tipo de delitos”, la experiencia española ha puesto de manifiesto “la importancia de los controles de nuestro sistema de trasplantes y la eficacia de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado a la hora de prevenir y frustrar los escasos intentos de comercialización de órganos registrados hasta este momento en nuestro país”, añadió.El tráfico de órganos y el turismo de trasplantes es un problema global que se da en los cinco continentes. La Sociedad Internacional de Trasplantes, a través del Grupo Custodio de la Declaración de Estambul, ha acreditado la existencia de este tipo de delitos en Pakistán, Bangladesh, Filipinas, Turquía, Israel o China, entre otros países, que han sido documentados por los medios de comunicación. Según un comunicado del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, “algunos de estos países han realizado en los últimos años notables esfuerzos para erradicar este fenómeno: Pakistán ha desmantelado recientemente una organización criminal dedicada al tráfico de órganos y en China existen determinados sectores profesionales partidarios de implantar un sistema de donación y trasplante de órganos basado en los principios éticos aceptados universalmente y propugnados por la OMS”. “Israel, emisor clásico de turistas de trasplantes, ha creado un sistema de notificación de estos casos a sus autoridades, que se han implicado activamente en los últimos años en poner fin a esta actividad en el país”, agregó.Junto con la mejora de la información, el taller pretende dotar a los participantes de herramientas eficaces para luchar contra este tipo de prácticas, que no sólo constituyen un delito, sino que también son una amenaza para la salud individual y colectiva. Este encuentro está organizado por la Dirección Europea de Calidad de los Medicamentos y la Asistencia Sanitaria (EDQM) del Consejo de Europa, en colaboración con la Organización Nacional de Trasplantes (ONT).