cardiógrafo para atención prenatal y cardiológica especializada

Donados por la Fundación Valdecilla y la Obra Social de Caja Cantabria al Servicio Cántabro de Salud

SANTANDER, 24 (EUROPA PRESS)

El consejero de Sanidad, Luis Truan, ha asistido hoy al acto de entrega de un ecógrafo y un eco-cardiógrafo que la Obra Social y Cultural de Caja Cantabria y la Fundación Marqués de Valdecilla han donado al Servicio Cántabro de Salud (SCS) para el Centro de Salud de Reinosa.

El primero de los aparatos está destinado a la atención prenatal de la mujer y la realización de ecografías ginecológicas y del embarazo, y el eco-cardiógrafo digital se utilizará en el servicio especializado de cardiología de la comarca de Campoo, informó el Gobierno.

Esta entrega se inscribe en el marco del convenio de colaboración suscrito el año pasado por el propio consejero de Sanidad y el presidente de la Obra Social de Caja Cantabria, Francisco Rodríguez Argüeso, que regula la donación de alrededor de 420.000 euros en total de esta entidad a la Fundación Valdecilla para la adquisición de equipamiento sanitario.

El ecógrafo es un aparato de última generación, apto para la exploración de la pelvis y el abdomen por vía abdominal y vaginal, lo que representa una "mejora cualitativa notable" respecto a las prestaciones existentes hasta la fecha en el área sanitaria de Reinosa.

Este equipo permitirá al Servicio de Ginecología la realización de ecografías ginecológicas y del embarazo y, a los radiólogos, las exploraciones ecográficas solicitadas por médicos especialistas y de Atención Primaria del Centro de Salud.

Con estos medios, la exploración ecográfica se podrá completar en el mismo centro, con las mismas garantías y por los mismos profesionales que las llevan a cabo en el Hospital Sierrallana de Torrelavega, evitando así el desplazamiento a los usuarios. Está dotado de pantalla digital plana, sonda abdominal convex y vaginal.

ECO-CARDIÓGRAFO

Por su parte, la incorporación del eco-cardiógrafo digital al Centro de Salud de Reinosa permite dar "los primeros pasos" para la implantación de una consulta cardiológica de alta resolución, y pretende incluir en un mismo acto asistencial la realización de las exploraciones necesarias para el diagnóstico y su tratamiento.

De esa manera, se reducen las visitas del paciente y se evitan las demoras habituales de las pruebas. Este tipo de consulta contribuye a una mayor eficiencia asistencial y aumenta el grado de satisfacción de los pacientes.

Se trata de un modelo que, desde hace años y junto con las consultas tradicionales, está implantado en el área de cardiología del Hospital Sierrallana.

La eco-cardiografía está indicada ante la sospecha de múltiples patologías, esencialmente miocardiopatías, disfunciones valvulares y patología del pericardio.

Es una herramienta diagnóstica fundamental porque aporta información sobre la forma, tamaño y fuerza del corazón, el movimiento y grosor de sus paredes, y sobre el funcionamiento de sus válvulas. La prueba está basada en los ultrasonidos, no es invasiva e indolora y no tiene efectos secundarios.

El equipo está considerado de gama alta e incorpora los últimos avances tecnológicos, lo que permite la obtención de unas excelentes imágenes cardiacas.

En el acto de entrega de estos aparatos, que tuvo lugar en el Centro de Salud de Reinosa, participaron, además del consejero de Sanidad y el presidente de la Obra Social Caja Cantabria, el director de esta entidad, Juan Antonio Muñiz; el director gerente del SCS, José María Ostolaza; el gerente de la Fundación Valdecilla, Luis Carmelo Anchoriz, y los directores gerentes del Hospital Sierrallana, y de Atención Primaria del área Torrelavega-Reinosa, Benigno Caviedes y Ana Tejerina, respectivamente.