CC.OO. dice que Inspección de Trabajo ha revelado deficiencias "muy graves" en el funcionamiento de los nuevos hospitales

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

CC.OO. de Madrid señaló hoy que una denuncia ante la Inspección de Trabajo puesta por el sindicato ha revelado una serie de deficiencias "muy graves" en los seis nuevos hospitales de la Comunidad de Madrid tan sólo un año después de su entrada en funcionamiento.

Así, el sindicato indicó que estos fallos en los centros médicos se centran en el ámbito de la prevención de riesgos laborales y en materia de personal, de organización y de carencia de recursos materiales. Por ello, recalcó que esto "puede estar condicionando el funcionamiento de los hospitales y repercutiendo en la atención que se presta a los pacientes".

En este sentido, subrayó que estos problemas se deben a que la puesta en marcha de los hospitales "se realizó de forma precipitada e improvisada". "El propio concepto de instalación se centra más en un modelo hotelero que hospitalario, no suponen una ampliación real de la red hospitalaria ni en camas ni en personal", añadió.

"El número de camas previstas en estos hospitales asciende a 1.217 mientras que el cierre iniciado en los tradicionales alcanzará la cifra 2.790", continuó.

En cuanto al personal, CC.OO. de Madrid recordó que la dotación se realiza a través de la fórmula conocida como "reasignación de efectivos", lo que supone detraer personal de otros centros sanitarios que después "no está siendo cubierto".

Además, la secretaria de Política Social de CC.OO. de Madrid, Ana González, puso en cuestión la financiación de los centros, advirtiendo que tiene un coste estimado de construcción de 650 millones de euros, pero que el coste total "superará los 3.750 millones de euros, después de 30 años de arrendamiento y de haber pagado el canon anual correspondiente". "Este modelo de financiación no sólo supone hipotecar las arcas públicas regionales sino hipotecar y secuestrar la política sanitaria de futuros gobiernos", agregó.

Por otro lado, el sindicato cuestionó la efectividad de la recientemente concluida Comisión de Estudio de los Nuevos Modelos de Gestión Sanitaria porque "no ha servido para sacar a la luz la realidad de la situación sino para autocomplacer los intereses del Gobierno regional".

De igual manera, exigió que se revise "urgentemente" el modelo de gestión de los nuevos hospitales en el marco de un Pacto Social por la Sanidad Pública Madrileña.

Por último, González denunció que el Gobierno regional "está desarrollando una política sanitaria basada en las oportunidades de negocio por encima de los intereses y de las necesidades sanitarias de la ciudadanía". "El propio modelo de gestión (público-privado) cuenta con una serie de deficiencias cuya principal expresión es la ausencia absoluta de coordinación, de comunicación entre los dos ámbitos de gestión que repercuten en la organización y gestión de los servicios y en la calidad de los mismos", concluyó.