El Infanta Sofía forma a 200 cirujanos y enfermeras de toda España en el tratamiento quirúrgico de fracturas

SAN SEBATIÁN DE LOS REYES (MADRID), 17 (EUROPA PRESS)

El Hospital Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes (Madrid) organiza estos días un curso para formar a 200 cirujanos y enfermeras de toda España en el tratamiento quirúrgico de las fracturas, con el objetivo de que mejore la atención de los pacientes traumatizados o con contusiones muscoesqueléticas.

La directora gerente del Hospital Infanta Sofía, Carmen Martínez de Pancorbo, ha inaugurado este curso que ha congregado a un amplio abanico de expertos a nivel nacional en la materia. En concreto, participan como ponentes cirujanos ortopédicos así como profesionales de enfermería de varios hospitales públicos de distintas regiones españolas como Madrid, Barcelona, Gerona, Hospitalet, Elche, Gijón, Valladolid y Málaga, entre otras.

Según el coordinador del curso y jefe de Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Infanta Sofía, Javier Escalera, "se trata de poner en común experiencias, conocimientos así como compartir dudas para ampliar el conocimiento y comprensión del tratamiento quirúrgico de las fracturas, de acuerdo con el grado de formación y especialidad".

A través de varias sesiones teóricas, grupos de discusión y talleres prácticos se abordan los nuevos avances en los estudios e investigaciones clínicas de diferentes tipos de fracturas.

Durante 4 jornadas consecutivas, los cerca de 200 alumnos provenientes de diferentes centros hospitalarios de España se familiarizan con las nuevas técnicas de fijación y tecnologías así como también con las distintas alternativas del tratamiento de fracturas; objetivo primordialmente básico del curso.

La formación del personal de enfermería que desarrolla su labor en el bloque quirúrgico es también fundamental para el abordaje de las fracturas durante el proceso quirúrgico por lo que es primordial proporcionarles nuevos conocimientos y aptitudes.

Para ello, se cuenta con cerca de dos toneladas de material e instrumental de quirófano como fijadores externos, fijadores internos, tornillos y placas así como mil huesos artificiales de plástico con los que los alumnos realizaron prácticas con el fin de mejorar la atención de los pacientes traumatizados o con trastornos del sistema muscoloesquelético.