El Parlament rechaza pedir a la Conselleria de Salud que inicie un Plan de Choque contra las listas de espera sanitarias

PALMA DE MALLORCA, 26 (EUROPA PRESS)

El Parlament rechazó hoy, con los votos del PSIB, Bloc y UM, una moción y una Proposición No de Ley presentadas por el PP, mediante las cuales instaba a la Conselleria de Salud a que iniciase un Plan de Choque contra las listas de espera sanitarias con una partida económica adecuada para evitar su constante aumento.

Asimismo, la Proposición No de Ley, que sólo contó con el voto favorable de los 'populares', solicitaba a la Conselleria dirigida por Vicens Thomàs a que hiciese públicos cada tres meses los datos sobre las listas de espera quirúrgicas, así como de consultas externas y pruebas de diagnosis, a través de la página web del Ib-Salut.

Durante su intervención, la parlamentaria del PP Isabel Llinàs defendió la "necesidad y la urgencia" de crear el citado Plan de Choque, teniendo en cuenta que a finales del mes de marzo había más de 12.000 pacientes pendientes de ser operados, "una cifra que no se superaba desde el año 2003".

Así, apuntó que al inicio de la anterior legislatura la lista de espera quirúrgica estaba en una demora media de 87 días y, cuatro años después, en junio de 2007 ésta se situó en 57 días para una intervención qurúrgica, mientras que, a su vez, había 45.500 personas esperando para ser atendidas en Consultas Externas con una demora media de 49 días.

Por otro lado, destacó que en junio de 2007, durante la legislatura del PP, había "tan sólo 22.359 personas en las listas de espera, con una demora media de 23 días, mientras que en diciembre de ese año, ya habia 11.150 ciudadanos de las islas que esperaban una operación quirúrgica en el sistema público sanitario".

Sin embargo, Llinàs criticó que en diciembre de 2008, con el Ejecutivo de Francesc Antich, se había incrementado el número de personas que esperaban una operación, hasta alcanzar la cifra de 11.988 personas, con una demora media de 62 días.

De este modo, señaló que en un año, comparando con los datos de marzo de 2007, el tiempo de espera de los pacientes para ser operados se ha incrementado en 10 días, mientras que el número de personas que superan los tres meses de espera ha pasado del 18 al 26 por ciento, hasta el punto de que "ya ha comenzado a aparecer pacientes con más de seis meses de espera quirúrgica".

Además, agregó que cuando acabó la legislatura del primer pacto de Govern en agosto de 2003, había 45.500 personas en lista de espera en las Consultas Externas, mientras que al final de la anterior, esta cifra se redujo hasta las 22.359. Sin embargo, indicó que en los dos primeros años de esta legislatura, se ha incrementado en 4.000 el número de ciudadanos que esperan en Consultas Externas.

Por esta razón, consideró que la situación es "preocupante", por lo que incidió en que el Govern debe poner en marcha un Plan de Choque, que establezca la posibilidad de que el personal sanitario pueda optar a realizar intervenciones dentro del hospital o en otros centros de la red pública con jornadas y horarios adicionales.

En este sentido, recordó que la Comunidad Valenciana puso en marcha una iniciativa de este tipo, consiguiendo rebajar la media de espera para una intervención quirúrgica hasta los 48 días en marzo de este año, lo que supone 20 días menos que la media nacional.

USO "PARTIDISTA" DE LAS LISTAS DE ESPERA

Por su parte, la parlamentaria del PSIB Maria Torres criticó al PP por hacer un uso "partidista y propagandista" de las listas de espera dando una "sensación de inseguridad que los ciudadanos no merecen". Asimismo, rechazó la posibilidad de poner en marcha un Plan de Choque, ya que, en su opinión, esta iniciativa sólo sería necesaria en situaciones de "crisis y emergencia, que en estos momentos no se da ni de lejos".

Respecto a la publicación de las listas de espera, Torres recordó que en mayo de 2004, el Parlament aprobó una moción en la que se pedía que las listas de espera se publicasen mensualmente y no cada seis meses y, sin embargo, el entonces Ejecutivo del PP no lo aceptó argumentando que "no tenía medios".

Finalmente, recalcó que los últimos datos referidos al mes de marzo reflejan que la media de espera para una intervención quirúrgica se sitúa en los 54 días, mientras que la media del Estado es de 68 días. No obstante, la parlamentaria socialista reconoció que "probablemente, es mejorable".

El parlamentario del Bloc Antoni Alorda remarcó que "no se puede poner en duda el esfuerzo que está haciendo la Conselleria de Salud", ya que, según apuntó, anualmente, se realizan 60.000 intervenciones quirúrgicas en el sistema sanitario público de Baleares y, de ellas, cerca del 80 por ciento se realizan en los tres primeros meses de espera, mientras que ninguna "se realiza en un plazo superior a seis meses".

"Caben nuevos recursos para la sanidad, pero el esfuerzo que hace la Conselleria es meritorio", resaltó, al tiempo que consideró que el Ejecutivo central debería incrementar la financiación sanitaria de Baleares, teniendo en cuenta que el sistema público "necesita mejoras".