El Virgen del Rocío confía ser el primer centro español en hacer un trasplante de cara, pero admite que no tiene donante

Alude a la similitud en el tejido y textura que han de tener donante y receptor y dice que tiene identificados tres posibles receptores

((Vincular a la noticia anterior sobre el mismo tema))

SEVILLA, 19 (EUROPA PRESS)

El Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla confía en convertirse en el primer centro español en llevar a cabo un trasplante de cara, lo que convertiría a esta operación en la sexta del tipo que se efectuaría a nivel mundial, según destacó hoy el director de la Unidad de Gestión de Cirugía Plástica y Grandes Quemados y responsable de la Unidad de Reimplante del centro, Tomás Gómez Cía.

En rueda de prensa, Gómez Cía puntualizó, con todo, que aún "no tenemos pacientes en lista de espera", al tiempo que aludió a la "enorme dificultad" de encontrar donantes de cara, hasta el punto de que este centro sevillano, que aún tendrá que esperar al visto bueno del Comité Autonómico de Ética e Investigación de la Junta, tampoco dispone en la actualidad de este tipo donantes.

Según detalló, el primer paso a dar, "de un largo camino a recorrer que culmine en un trasplante de cara", será precisamente elevar este mismo viernes dicha petición al Comité de Ética, "con idea de que lo valoren y nos indiquen si hay que abundar en algún aspecto más, sobre todo, en cuanto a sus cuestiones éticas".

Con posterioridad, prosiguió, informará de este asunto a la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) para que "lo valide", si bien aclaró que la decisión de dicha institución "no es vinculante, aunque siempre se sigue su orientación en la aplicación de cualquier programa de trasplante", explicó.

Además recordó que para estos casos, al igual que ocurre para un trasplante común de órganos o tejidos, "hay que pedir la autorización de cada paciente", hecho que resaltó puesto que es el receptor "es quien decide en última instancia si quiere que se le efectúe el trasplante", pudiendo negarse en cualquier momento "atendiendo al principio de autonomía del paciente".

Igualmente, y pese a que técnicamente este hospital "está preparado" para afrontar una operación de este calado, Gómez Cía insistió en la "dificultad" de conseguir donantes, entre otras razones, "porque también hay que conseguir que la textura, color de la piel y cabello sea similares" entre el donante y el receptor.

POSIBLES PROBLEMAS ÉTICOS Y PACIENTES EN LISTA DE ESPERA

En cuanto a los problemas éticos que la donación de un tejido "que es visible desde el exterior" pudiera plantear, reconoció que este asunto "tendrá también que valorarlo el Comité de Ética desde el punto de vista de la familia del donante", aunque aludió a toda una serie de trabajos publicados que han revelado que "cuando se simula experimentalmente el trasplante a un receptor de parte de la cara de un donante, la fisonomía cambia, ya que la estructura que va a recibir, como hueso y músculo, es diferente en ambos".

"No tenemos pacientes en lista de espera, ya que para que un enfermo esté en lista tiene que ser consciente de los riesgos-beneficios de este reimplante", relató Gómez Cia, al tiempo que apuntó que un paso previo "es tener identificados qué pacientes serían tributarios de este tratamientos".

PACIENTES IDENTIFICADOS COMO CANDIDATOS

"De estos enfermos, sí tenemos en la actualidad tres posibles candidatos a un trasplante de cara; lo que ocurre es que aún no hemos ido a hablar con ellos individualmente, ni lo haremos hasta que no cumplamos todos los trámites previos necesarios", aclaró dicho especialista, quien admitió que "tampoco podemos decir el tiempo que tardaremos en hacer estos trasplantes, entre otros motivos porque afortunadamente nuestros pacientes no dependen para vivir de un trasplante de cara".

No obstante, avanzó que el hospital ya tiene "identificados" a tres enfermos potenciales a una intervención futura, "dos de ellos en los que creemos que la relación riesgo-beneficio les hace candidatos a esta operación y un tercer caso que es más discutible".

TIPOS DE PERFIL

En cuanto al perfil del candidato ideal, precisó que existen tres grandes grupos "en los que sus patologías les acarreará la pérdida de grande de tejidos en la cara". Así, el primero de ellos se corresponde con el de accidentes graves "que le ocasiona al enfermo secuelas traumáticas por quemaduras, disparos de arma de fuego o accidentes de tráfico".

El segundo grupo de pacientes, prosiguió, "son aquellos que sufren alteraciones de tipo congénito o metabólico, lo que les provoca pérdidas en tejidos faciales, aunque son casos más infrecuentes". Un tercer grupo responde al de enfermos que sobreviven después de haber soportado largos tratamientos con quimio y radioterapia ante tumores avanzados de cuello o cabeza "y que sufren una pérdida de parte del rostro".

Preguntado al efecto en qué grupos se encuadran los tres candidatos que ya tiene identificados, señaló que uno de cada clase. "No son los únicos casos, pero sí los más representativos que utilizaremos a la hora de que el Comité pueda tomar una decisión de si es más adecuado o no el trasplante", reseñó en este aspecto.

REALIDAD VIRTUAL

De otro lado, se refirió a la "importancia" de los aspectos anatómicos en este tipo de intervenciones, "de ahí que en este punto también queramos aplicar la realidad virtual a la hora de diseñar la cirugía", ahondó dicho especialista, quien aprovechó para recordar que el Virgen del Rocío ya realizó años atrás reconstrucciones faciales mediante cirugía maxilofacial con el uso de simuladores virtuales en 3D.

NORMALIZAR ESTAS OPERACIONES EN UN FUTURO

"Nuestro hospital ya lidera un proyecto de investigación referido a la aplicación de la realidad virtual al proceso quirúrgico, en el que también tenemos mucha experiencia y que nos permitiría ahora reproducir esta operación, simulándola virtualmente en un computador".

Sea como fuere, apostó por que en un futuro este tipo de tratamientos "sean rutinarios, al igual que ahora ocurre con los trasplantes de órganos y tejidos", toda vez que apostó por que el hospital sevillano se convierta en el centro de referencia andaluz para los trasplantes de tejidos compuestos, como por ejemplo de cara y manos.