La Federación de Vecinos de Valladolid, en contra de que los usuarios del nuevo hospital tengan que pagar por aparcar

VALLADOLID, 27 (EUROPA PRESS)

La Federación de Asociaciones de Vecinos de Valladolid expresó hoy su postura en contra de que los usuarios del nuevo Hospital Río Hortega tengan que pagar por usar el aparcamiento del centro y, al tiempo, pidió un mejor acceso con transporte público desde la ciudad y las zonas rurales

Al respecto, la agrupación de asociaciones de vecinos recordó que la decisión de construir el nuevo hospital público Río Hortega alejado del casco urbano fue de la administración pública, lo que, sumado al hecho de que se trata de una zona con un más que deficiente servicio de transporte público, hace obligatorio el uso del vehículo privado. Por ello, en su opinión, el cobro de tasa por el uso del servicio de aparcamiento supone en la práctica estar cobrando ya de facto una tasa disuasoria por el uso del servicio sanitario.

"No parece que en principio nadie pretenda el uso de las instalaciones del hospital como modo de aparcamiento habitual, sino como único recurso para llegar a un centro donde, en el mejor de los casos, este cobro será interpretado como un abuso dado el estado anímico de familiares y enfermos que de este modo ven con una duda más que razonable que la utilización de la sanidad pública deja de ser un servicio universal, público y gratuito", denuncia la federación a través de un comunicado recogido por Europa Press.

COPAGO

Además, la agrupación de asociaciones vecinales se pregunta si con esta medida el Sacyl pretende implantar "por la puerta de atrás el copago por el uso del acto sanitario, de forma absolutamente injusta para los mas desfavorecidos económicamente. No parece que en este caso la justificación del cobro de tasa por aparcamiento tenga un carácter disuasorio para este uso, mas bien es una forma descarada de recaudación, con un tema tan sensible para los usuarios como lo es la salud".

Por otro lado, la federación pidió a la Junta que facilite el acceso físico al citado centro sanitario mediante una red de transporte público que acerque a los usuarios, de las diferentes zonas de la ciudad y núcleos rurales, en unas condiciones, como mínimo, tan dignas como las que debe prestar el propio servicio sanitario, "pues sin duda el acceso al hospital forma parte de la calidad global del propio servicio".

Otras decisiones de cobrar por aparcar en hospitales ya encontraron oposición social en Alcorcón, Valdemoro y Arganda del Rey (Madrid), Denia (Valencia), Avilés (Asturias), Canarias...etc.