Los sindicatos piden ampliar las camas del Hospital Tres Mares, que se acabará en junio y funcionará a finales de año

SANTANDER, 11 (EUROPA PRESS) Los sindicatos UGT y Comisiones Obreras le han planteado hoy a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Cantabria que se amplíen las camas del Hospital Tres Mares en Reinosa para dar cobertura a pacientes de provincias limítrofes. Las obras están "cada vez más cerca" de cumplir los plazos previstos, de forma que acabarán en junio, con lo que el centro sanitario comenzará a funcionar en el último trimestre de este año. Ambas partes mantuvieron un segundo encuentro en la que se analizó la propuesta que las formaciones sindicales habían trasladado al Gobierno sobre un documento inicial. El consejero de Sanidad, Luis María Truan, les ha explicado que estudiará estas alternativas. En principio tanto UGT como CC.OO. han presentado dos documentos distintos, si bien ambos parten de la misma base, según explicaron sus representantes en rueda de prensa, que detallaron que los aspectos comunes pasan principalmente por la extensión de la atención a las zonas limítrofes y por tanto, del número de camas. Así, desde Comisiones Obreras, Vicente Arce señaló que les gustaría que fuera "más hospital", y en UGT, su secretaria general María Jesús Cedrún aseveró que han "echado de menos" camas de hospitalización tradicional. El titular de Sanidad, que compareció después de los representantes sindicales, recordó que, tal y como se ha diseñado el hospital, constará de 20 camas individuales, con la posibilidad de duplicarlas, es decir, de alcanzar las 40, en función de las necesidades. Se trata de una cifra con la que el Gobierno ve que puede cubrir "razonablemente" la demanda asistencial. UGT matizó que el número de camas "depende de para que se utilicen", y señaló que la dotación de equipamientos tendrá que ser mayor en función de si se atiende a más población. Los sindicatos le plantearon a Truan la necesidad de "profundizar" en un convenio con la Junta de Castilla y León para tratar la atención a los vecinos de provincias limítrofes del norte, como Burgos o Palencia, una idea que "no se ha rechazado" desde la Consejería, resaltaron. Truan expuso que el Gobierno de Cantabria tiene "disposición" para llegar a un acuerdo con la Junta que afecte no sólo a la asistencia de urgencia, sino también a la atención especializada. En este sentido se iniciarán contactos con la Consejería de Sanidad de Castilla y León. Así, el objetivo de la apertura del hospital a finales de este año "está más cerca". La obra civil estará lista en mayo, y paralelamente se trabajará en el plan de montaje, para poder ejecutar las adjudicaciones de los equipos y el mobiliario. También se tienen que abordar los aspectos relacionados con el personal. Ambas partes quedan pendientes de que el Gobierno remita los datos de 2007 sobre los vecinos de Campoo que utilizan servicios sanitarios en otros hospitales de la región. Asimismo, se realizará una visita a las obras para conocer su evolución y analizar sobre el terreno aspectos en los que puede haber alguna "discrepancia", como los laboratorios.