Nieto indica que La Rioja contará con una Unidad de Neurocirugía y que su departamento trabaja para "mejorar la sanidad"

LOGROÑO, 27 (EUROPA PRESS) El consejero de Salud, José Ignacio Nieto, indicó hoy que La Rioja contará en esta legislatura con una Unidad de Neurocirugía "tal y como estaba previsto en el programa electoral", al tiempo que afirmó que su departamento trabaja para "mejorar la sanidad" riojana. Nieto realizó estas manifestaciones en la sesión plenaria del Parlamento de La Rioja, en la que la sanidad centró todas las preguntas de la oposición. El consejero manifestó que la región contará con la Unidad de Neurocirugía tras una pregunta formulada por el diputado del Grupo Parlamentario Socialista, Pablo Rubio. El máximo responsable de la sanidad riojana precisó que por número de población "está desaconsejada" una Unidad que "opere cabezas", si bien apuntó que habrá posibilidad de alcanzar acuerdos con Comunidades Autónomas para la realización de estas técnicas. El parlamentario socialista apuntó que un Servicio o Unidad de Neurocirugía en La Rioja es una "grave carencia" que tiene la región, que provoca, entre otras cuestiones, que La Rioja tenga "la mayor tasa de mortalidad por accidente de tráfico en las primeras 24 horas una vez producido el accidente, tres veces más que País Vasco". El consejero criticó estas acusaciones vertidas por Rubio, al tiempo que acusó al Gobierno central de provocar "absurdos tremendos" con su política de Centros hospitalarios de referencia. También afirmó que el Sistema Nacional de Salud ha sido "incapaz de garantizar la coordinación y la cohesión del sistema que hace que seamos las propias Comunidades Autónomas las que tengamos que llevar a acuerdos". SANIDAD PENITENCIARIA El propio Rubio preguntó al consejero sobre la transferencia de la sanidad penitenciaria a la Comunidad Autónoma. Nieto respondió que "buena parte de que se no se haya llevado a cabo es por la Administración Central, por la poca voluntad del Ministerio del Interior, de quien depende" ese ámbito. Ante ello, Nieto afirmó que "no podemos actuar", por lo que negó las acusaciones del diputado socialista de que está situación crea "discriminación" con los profesionales sanitarios penitenciarios y con los propios reclusos. El consejero de Salud apoyó sus afirmaciones en la existencia en el hospital San Pedro de una unidad de tratamiento para presos. Por su parte, Rubio recordó al Gobierno riojano que desde hace seis existe la posibilidad de transferir la sanidad penitenciaria a las Comunidades Autónomas, por lo que reclamó al Ejecutivo regional que "asuma responsabilidades" de cara al traspaso de las mismas. A continuación, el diputado del Grupo Parlamentario Mixto, que integra al Partido Riojano en la Cámara Riojana, Miguel González de Legarra, preguntó al máximo responsable de la sanidad riojana sobre si iba a realizar cambios a tenor del resultado del Barómetro sanitario, que indicaba que el 72 por ciento de los riojanos reconoce "que hay que hacer cambios, mientras que otro 25 por ciento declaraba que los cambios habían de ser profundos". También indicó el portavoz regionalista que "sólo el 43 por ciento de los riojanos prefieren la sanidad pública que la privada". En este sentido afirmó que el sistema sanitario riojano era un "caos" y que la carga de trabajo "había desbordado a los profesionales, que están al borde de la rebelión". Ante ello, aseguró que habían sufrido "amenazas" por parte de los responsables de la Administración. El consejero desmintió a Legarra indicando que en el caso del Barómetro su departamento lo ha analizado para "seguir trabajando en la mejora de la sanidad riojana". Apuntó que "no hay caos" en el sistema sanitario riojano, así como que el hospital San Pedro "es un gran centro hospitalario, que ha sido reconocido en varias ocasiones desde fuera de la comunidad". Además Nieto fue preguntado por la diputada del Grupo Parlamentario Socialista, Manuela Galdámez, por el Centro de Salud de Alfaro, donde dijo se producen "problemas muy graves". También le plantearon a Nieto desde el Grupo Parlamentario Mixto cuestiones sobre un hipotético caso de taquicardia no atendido por los cardiólogos y sobre los facultativos que en vez de atender a pacientes en la sanidad pública les manifiesta la posibilidad de atenderle en una consulta privada. Tras las preguntas de los parlamentarios se debatió una interpelación del Grupo Parlamentario Mixto relativa a la coordinación entre las Consejerías de Sanidad y Servicios Sociales, que permita una mayor eficacia en la atención que se presta a los ciudadanos, que fue defendida por el diputado regionalista, José Toledo. En su intervención, la consejera de Servicios Sociales, Sagrario Loza, apuntó que la coordinación entre las Consejerías se desarrolla "a través de planes integrales". A continuación, se debatió una moción consecuencia de una interpelación del Grupo Parlamentario Socialista por la que instaba al Gobierno a que en tres meses se comprometa a revisar los Planes de recuperación y ampliación del catálogo de especies amenazadas de La Rioja, que fue rechazada por los votos mayoritarios del Partido Popular.