El Colegio Oficial de Enfermería de Baleares podría expulsar dos años a la jefa de enfermeras de la residencia Crist Rei

La decisión la adoptaría la Comisión Deontológica del Colegio si se emite una sentencia judicial que confirme la comisión de malos tratos contra los ancianos

PALMA DE MALLORCA, 24 (EUROPA PRESS)

La presidenta del Colegio Oficial de Enfermería de Baleares, Antonia Martín, informó hoy de que la coordinadora de enfermeras de la residencia Crist Rei de Inca, Jaqueline P.Y., podría ser expulsada durante dos años del Colegio, en caso de que se emitiese una sentencia judicial que confirme que se cometieron malos tratos contra los usuarios del geriátrico.

En una rueda de prensa, Martín señaló que si los hechos por los que Jaqueline fue detenida el pasado 15 de abril por la Guardia Civil se confirmasen a través de una sentencia judicial, la Comisión Deontológica del Colegio Oficial de Enfermerías consideraría que ha cometido una falta "grave", por lo que se la expulsaría por un periodo de dos años.

No obstante, precisó que, de momento, se debe respetar la presunción de inocencia de la coordinadora de Enfermería de la residencia, quien fue arrestada junto a la directora del centro, Juana R.O., por la presunta comisión de los delitos contra la integridad moral, falsedad en documento oficial y contra la salud pública con diferentes grados de implicación. Ambas fueron puestas en libertad con cargos al día siguiente, tras ser interrogadas por la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 de Inca, Catalina Martorell.

"Hay que esperar si la sentencia confirma o desestima los hechos que se están estudiando", recalcó Martín, refiriéndose así a la investigación judicial que se está llevando a cabo para confirmar la comisión de una veintena de posibles malos tratos contra los ancianos, después de que el geriátrico haya acumulado las quejas de los familiares por el trato dispensado en el centro, que lleva en funcionamiento desde 2007.

En este sentido, la presidenta del Colegio manifestó que en caso de que se confirmen estos hechos, sería un caso "lamentable y reprobable", si bien manifestó que la población de las islas puede tener "confianza" de que los enfermeros que les están cuidando están "capacitados, porque son buenos técnicamente y, también, a nivel humano".

Así, Martín expresó su "absoluta confianza" tanto en la justicia, como en "todas y cada una de las 5.054 enfermeras que trabajan en Baleares", de las que, según detalló, 172 realizan su labor en residencias de ancianos.

NINGÚN TRASLADO A OTRA RESIDENCIA POR QUEJAS

Por su parte, la consellera de Asuntos Sociales, Fina Santiago, informó de que desde el pasado martes, dos técnicos de su departamento se encuentran en la residencia Crist Rei informando a los familiares de que, si así lo desean, pueden trasladar a los ancianos a otro geriátrico, en caso de que desconfíen del trato que reciben.

Sin embargo, detalló que sólo han acudido ocho familiares a solicitar información, de los que tres han pedido el traslado a otra residencia, pero "ninguno por quejas" en relación al trato dispensado en la residencia de Inca.

De este modo, indicó que dos familiares pidieron el traslado de los ancianos a la residencia de la calle Sant Miquel de Palma, debido a que vivían en la capital balear, mientras que un familiar reclamó a la Conselleria que "acelerasen el cambio de una prestación residencial a una vinculada para que pudiera pagar una residencia de carácter privado, si bien ya la había solicitado previamente".

Por otra parte, señaló que los otros cinco familiares dieron su "voto de confianza" a los trabajadores de la residencia durante este mes, con la esperanza de que "cambien las cosas", aunque una de ellas, que no había acudido a la reunión informativa del pasado martes, preguntó si existe la posibilidad de que pueda trasladar a un usuario a otro geriátrico.

Finalmente, Santiago remarcó que pese a que aún no se ha recibido ninguna petición de trasladar a un residente de Crist Rei a otro centro, como consecuencia de los supuestos malos tratos, la Conselleria mantendrá un técnico en el geriátrico hasta el próximo martes para posibilitar el cambio de residencia, en caso de que así lo solicite un familiar.