El Gobierno murciano ofrece trabajo a los médicos que renuncien a ejercer en Baleares por la obligación del catalán

MURCIA, 2 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Sanidad y Consumo, a través del Servicio Murciano de Salud (SMS), ofreció hoy trabajo a los médicos del Servicio Balear de Salud que renuncien a sus puestos de trabajo en Baleares por no estar de acuerdo con el decreto que obliga a los profesionales médicos de esa comunidad a acreditar el nivel exigido de catalán mediante un examen.

Hasta 39 médicos de Ibiza han comunicado ya su renuncia por carta a sus compañeros, a lo que siguió ayer en Palma de Mallorca una concentración de unas 2.500 personas para protestar contra la imposición lingüística, según informaron en un comunicado fuentes del Gobierno regional.

La consejera de Sanidad y Consumo, María Ángeles Palacios, invitó hoy a esos médicos a trabajar en la Región de Murcia, "donde no se les va a exigir ningún tipo de acreditación en referencia a los idiomas que hablen para trabajar como profesionales de la medicina, sino tan sólo el uso correcto del castellano, que es la lengua oficial para todos los españoles".

Palacios explicó que "ante la falta de profesionales médicos que padecemos actualmente en todas las comunidades, hacemos esta invitación públicamente, ya que es nuestro deber ofrecer a los murcianos la asistencia sanitaria que necesitan, y estos profesionales no pueden dejar de ejercer por cuestiones ajenas a su capacitación profesional".

"El objetivo de esta propuesta es ofrecer a estos profesionales la oportunidad de trabajar en la Comunidad de Murcia, para seguir mejorando la asistencia sanitaria en nuestra Región", concluyó la responsable regional de Sanidad.