Las facultades de Medicina piden 90 millones de euros para hacer frente al aumento de alumnos propuesto por Soria

Aseguran que "no faltan médicos sino especialistas", para lo que exigen equiparar la oferta MIR a los 'numerus clausus' y adelantar la prueba a junio MADRID, 24 (EUROPA PRESS) La Conferencia Nacional de Decanos de Medicina (CNDMED) advirtió hoy de que serán necesarios entre 60 y 90 millones de euros para aumentar los 'numerus clausus' de las facultades y llegar a las 7.000 plazas para alumnos de nuevo ingreso propuestas por el ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, para paliar las actuales y futuras necesidades de médicos especialistas en el Sistema Nacional de Salud (SNS). Así lo anunciaron hoy varios representantes de este organismo, que engloba a las 33 facultades que actualmente existen en España, tras reunirse con carácter extraordinario en Madrid para estudiar la propuesta de Soria, que, no obstante, consideran "imposible" llevarla a cabo para el curso próximo 2009-2010. Según explicó el decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Murcia y presidente de la Conferencia, Joaquín García-Estañ, en el curso 2008-2009 se matricularon 5.821 nuevos estudiantes por lo que "habría que aumentar en más de mil alumnos" la oferta de nuevas plazas. De este modo, y teniendo en cuenta que la formación de un médico a lo largo de seis años cuesta entre 60.000 y 90.000 euros, la cifra estimada para satisfacer la propuesta de Soria "se necesitarán entre 60 y 90 millones más". "Las facultades queremos formar más médicos, pero para no perder calidad en la enseñanza serán necesarios más profesorado, laboratorios y hospitales", explicó García Estañ, que advierte de que "si se ofertan más plazas y luego no se mejoran los recursos, los estudiantes se pondrían en huelga de inmediato". Este aumento en la financiación debe proceder fundamentalmente de las comunidades autónomas, de ahí que el siguiente paso de las facultades sea negociar con su respectiva consejería de Educación. De hecho, desde 2005 se ha aumentado en un 30 por ciento los 'numerus clausus' "pero muchos centros no han recibido nada y están desbordados", aseguró García-Estañ. Entre ellos, destacó la falta de apoyo que han encontrado los centros de Andalucía, Cataluña, Castilla y León, Madrid y Galicia, donde la falta de financiación se agudiza dado que el aumento de 'numerus clausus' en esta comunidad ha sido de más de un 60 por ciento, reconoció el decano de la Facultad de Santiago de Compostela, José María Fraga. Por ello, las facultades de Medicina ven "más razonable" llegar a los 7.000 nuevos alumnos en un plazo de 2 años, ya que muchos centros necesitarán reformar incluso su estructura y planificación. TENER EN CUENTA LAS NUEVAS FACULTADES Además, piden ser cautos en este aumento de 'numerus clausus' dado que hay muchas universidades que están pidiendo el grado de Medicina. Actualmente, en España hay 33 facultades de Medicina de las que cinco son privadas --pertenecientes a la Universidad de Navarra, CEU San Pablo, la Internacional de Cataluña y la Europea de Madrid--, pero para el año próximo ya está acreditado el grado de Medicina de la Universidad Católica de Valencia. Sin embargo, las universidades de Jaén, Almería, Ciudad Real, Jaime I de Castellón y la Católica de Murcia están pidiendo con fuerza contar con la titulación a partir de 2011, mientras que "a un nivel menos desarrollado", explicó García Estañ, también hay propuestas de las universidades de La Rioja, Baleares o San Jorge de Zaragoza. Aunque confían en que no todas las propuestas sean aceptadas --España es ya el segundo país del mundo con más facultades por millón de habitantes, sólo por detrás de Corea--, si que aseguran que la apertura de nuevos centros permitirá llegar a las 7.000 plazas ofertadas sin aumentar los 'numerus clausus' de las facultades ya creadas. De lo contrario, la situación puede volverse en contra de la profesión y se formaría "una bolsa de paro" que resultaría más difícil de reparar ya que, según el decano de la Universidad de Lleida, Joan Ribera, "no es lo mismo reducir la entrada de nuevos alumnos que tener que cerrar facultades". SOLUCIÓN: CAMBIAR LA PRUEBA MIR Por otro lado, y con independencia de la mayor financiación requerida, la Conferencia Nacional de Decanos de Medicina reconoce la necesidad de modificar la oferta de formación de médicos especialistas y adelantar la prueba MIR a junio para "no perder años de formación". Según su presidente, "no faltan médicos sino especialistas", por lo que "el Ministerio de Sanidad debe hacer un esfuerzo para aumentar o modificar la oferta anual de plazas MIR", aseguró García-Estañ. Para ello, piden equiparar las plazas ofertadas a los 'numerus clausus' que se establezcan cada año en las facultades, así como incentivar a los residentes a cubrir las plazas que queden vacantes en lugar de esperar a la convocatoria del año próximo. Las plazas vacantes son más habituales en algunas especialidades como Medicina Familiar o Pediatría, por lo que, según añadió el decano de la Universidad Complutense, Ángel Nogales, se deben "hacer atractivas" con iniciativas innovadoras o a través de una mejor retribución económica en función de la localización geográfica ya que "faltan más médicos donde los médicos no quieren ir". Del mismo modo, Nogales abogó por adelantar la prueba MIR al mes de junio para que los nuevos residentes se incorporen a los hospitales en septiembre. De este modo, "se adelantaría un año el comienzo de la formación", ya que actualmente un estudiante que acaba la carrera en junio no hace el examen hasta enero del año siguiente y hasta mayo no se inicia su periodo de residencia. Además, insistió en que el examen MIR no es un examen de competencias sino que "sólo sirve para establecer un ranking a la hora de elegir especialidad", por lo que los estudiantes "no necesitan tanta preparación".