Las ventas de porcino caen un 80% en México y los productores piden cambiar el nombre a la gripe

  • México, 29 abr (EFE).- La venta de productos porcinos en México ha caído un 80% desde el pasado viernes por efecto del brote epidémico de gripe porcina que afecta al país, informó hoy a Efe la Confederación de Porcicultores Mexicanos (CPM).

México, 29 abr (EFE).- La venta de productos porcinos en México ha caído un 80% desde el pasado viernes por efecto del brote epidémico de gripe porcina que afecta al país, informó hoy a Efe la Confederación de Porcicultores Mexicanos (CPM).

"Queremos realizar una campaña de información, no de promoción, para que la gente entienda que no hay riesgo" en consumir cerdo, dijo el director adjunto de la patronal porcina, Alejandro Ramírez.

La gripe porcina ha causado hasta el momento en México siete muertes confirmadas y más de un centenar están en investigación, según la Secretaría de Salud, que hoy ratificó otros 42 casos de personas contagiadas.

Las medidas sanitarias impuestas en México, especialmente en la capital, incluyen el uso de mascarilla por los ciudadanos y el cierre de centros de ocio. Los restaurantes solo pueden preparar comida para llevar.

Además, muchas empresas permiten a sus empleados trabajar desde casa, se eliminaron las reuniones e incluso se cambiaron los horarios para evitar aglomeraciones.

"El nombre de gripe porcina lo consideramos incorrecto, porque aún no hay contundencia científica, el virus es de contenido aviar, humano y porcino, no es exclusivo del cerdo", indicó Ramírez, que citó como fuente un documento publicado por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE, por sus siglas en inglés).

En México hay 6.000 productores de cerdo, que producen 1,2 millones de toneladas de carne anualmente, a un ritmo de 100.000 mensuales.

"Venimos de una situación crítica por la subida del precio del grano en los dos últimos años y la caída del precio del cerdo", apuntó el dirigente patronal, quien añadió que la actual crisis sanitaria ha dejado al sector "fuera del mercado".

Las exportaciones de cerdo, dirigidas en un 95% a Japón, no se han detenido, gracias a que la CPM y las autoridades mexicanas y niponas acordaron no frenarlas dado que no existe riesgo.

Japón recibe 60.000 toneladas anuales de cerdo producidas en México. El resto de las importaciones van para Corea y, en un porcentaje mínimo, a Estados Unidos.

"Esperamos detener el efecto desastroso con el cambio de nombre en un 50% y el resto con una campaña de información", dijo Ramírez, quien confió en que la severa alerta sanitaria decretada (grado 4 de 6) no vaya más allá del 5 de mayo.

Las ventas de carne de ternera también se han visto afectadas, apuntó el dirigente, por lo que a través de los comités de sanidad animal del país se busca establecer un frente común para afrontar la situación.