Los sanitarios de Ibiza y Formentera se unen hoy a las movilizaciones de rechazo al decreto del catalán

IBIZA, 1 (EUROPA PRESS) Los sanitarios de Formentera se adherirán hoy a los actos de rechazo al decreto de implantación del catalán en los centros de salud de la isla. La concentración tendrá lugar en la puerta del Hospital de Formentera a las 12.30 horas, mientras que en Ibiza la cita será a las 12.00 horas en la puerta del Hospital Can Misses. Según expusieron desde el sindicato Satse a Europa Press, a los actos, que tienen como lema 'por una sanidad sin exclusiones. Sí a la valoración del catalán como mérito, no a la imposición como requisito', "hemos convocado a todos los profesionales del sistema sanitario balear, con independencia de su categoría profesional y de su afiliación sindical, así como a los usuarios en general". Desde el Satse manifestaron no entender "las prisas con las que el Govern está actuando para agilizar los trámites de aprobación y publicación del decreto", por lo que apuntaron que no perderán ninguna ocasión para recordarle al conseller de Sanidad y Consumo, Vicenç Thomàs, y al presidente del Ejecutivo balear, Francesc Antich, que "tal como está redactado nos parece inoportuno, injusto y poco motivador para lograr el objetivo de que el mayor número de profesionales conozcan la lengua propia de Baleares". El sindicato mayoritario apuntó que "lejos de ser un decreto demandado por los profesionales y usuarios, no responde sino a su obsesiva política lingüística, cuyos responsables desconocen la realidad sanitaria y las repercusiones que tal medida tendrá sobre el sistema sanitario". Asimismo, desde Satse animaron a todos los habitantes de las Islas a concentrarse en la puerta del Hospital, "porque estamos ante un conflicto social innecesario que lo único que pretende es desviar la atención de los temas realmente importantes como son que a día de hoy no se haya iniciado la construcción del nuevo hospital, las listas de espera siguen aumentando o que los pacientes ocupan los pasillos", resumieron. Finalmente, los sindicalistas tildaron a este decreto de "una auténtica burla a la lengua propia de Baleares". Asimismo, agregaron que "aún se está a tiempo de rectificar, retirando el decreto aprobado a favor de otro que valore y fomente los conocimientos de la lengua catalana a través del mérito".