Revilla destaca la vocación del personal de enfermería y dice que el trato que dan a los pacientes "no tiene precio"

El Presidente inauguró las XXXVII Jornadas sobre Protección Jurídica de Enfermeros y Enfermeras, en las que participan una 400 personas

SANTANDER, 28 (EUROPA PRESS)

El Presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha destacado esta mañana la vocación "inherente" a los profesionales de enfermería, "más que ningún otro trabajo", y ha asegurado que "el cariño, la atención y la amabilidad" que dispensan a los pacientes "no tiene precio".

Revilla ha afirmado además que, de todas las sugerencias y comentarios que los ciudadanos le trasladan diariamente, la sanidad es el ámbito mejor valorado en Cantabria, por lo que ha animado al personal sanitario a seguir en la misma línea "para que la región siga copando los primeros puestos de la escala de excelencia".

El Jefe del Ejecutivo ha realizado estas declaraciones durante la inauguración de las XXXVII Jornadas sobre Protección Jurídica de Enfermeros y Enfermeras, en las que participación de cerca de 400 profesionales. Organizadas por la Escuela de Ciencias de la Salud, el Colegio General de Enfermería y el Colegio de Enfermería de Cantabria, se desarrollarán entre hoy y mañana en el Hotel Santemar de Santander.

Revilla ha subrayado la importancia de la temática del encuentro, que abordará, entre otros asuntos, el incremento del número de demandas impuestas por los pacientes por un inadecuado servicio profesional, al tiempo que ha ofrecido a los organizadores "todo su apoyo personal y el del Gobierno cántabro" para llevar a cabo con éxito las jornadas.

El Presidente ha estado acompañado en la mesa presidencial por el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna; el presidente del Consejo General de Enfermería, Máximo González; la presidenta del Colegio Oficial de Enfermería de Cantabria, Asunción González, y la coordinadora de Enfermería del Servicio Cántabro de Salud, Felisa Lois.

MAYOR REGULACIÓN

Máximo González, tras agradecer la colaboración de las instituciones cántabras, ha reivindicado una mayor regulación profesional para garantizar que los enfermeros ejerzan su trabajo "de forma adecuada, con seguridad y libertad".

Asimismo, ha considerado "imprescindible" una mayor formación continuada de los profesionales durante su vida laboral, lo cual, junto con un observatorio de accidentes y la aplicación de las nuevas tecnologías de bioseguridad, permitiría reducir entre un 85 y un 90 por ciento el riesgo de error.

Por otro lado, ha incidido en la necesidad de "evitar la judicialización" de las posibles problemas que puedan surgir entre los pacientes y los enfermeros, ya que la confianza entre ambos es la clave del éxito asistencial. Por ello, ha apostado por la creación de una Oficina de Atención al Paciente que fiscalice estos conflictos y acuerde una solución sin necesidad de llegar a los tribunales ordinarios.

Por último, Íñigo de la Serna se ha referido a la incidencia que los cambios sociales están provocando en la práctica laboral de los profesionales sanitarios y ha coincidido con el presidente del Consejo General de Enfermería en la necesidad de una mayor formación continuada y de una mayor regulación de la práctica asistencial.

Las jornadas abordarán diferentes temáticas relacionadas con el ámbito jurídico-profesional de los enfermeros, como los riesgos laborales y clínicos, la responsabilidad civil, el derecho a la intimidad y a la protección de la salud de los pacientes o la normativa que les ampara, para lo cual se han programado varias conferencias a cargo de prestigiosos profesionales del mundo de la judicatura.